CNCA Atacama informa que esta semana finaliza el plazo para postular a Tesoros Humanos Vivos

El programa Tesoros Humanos Vivos (THV) desde el 2009 reconoce a aquellas personas o comunidades que son dueños de manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial, de alta significación para el país y las comunidades locales, y este año cierra su proceso de postulación el viernes 9 de mayo.

“THV es un reconocimiento que el Estado chileno, a través del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, otorga a personas y comunidades portadoras de manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial de alta significación para el país y las comunidades locales, buscando establecer las mejores herramientas para una eficaz puesta en valor de nuestro patrimonio, y promover su registro, transmisión y salvaguardia”, explicó la directora regional Catisis Lobos Alcota.

El plazo para postular se cierra el viernes 9 de mayo y serán reconocidos tres personas y tres comunidades que postulen. Las candidaturas deberán ser presentadas por un patrocinador, que pueden ser personas naturales o jurídicas como  fundaciones, municipalidades, ONG,  juntas de vecinos, entre otros, quienes deben completar una ficha de postulación disponible en los Consejos Regionales de Cultura o en el sitio web www.portalpatrimonio.cl, y entregarla junto a los antecedentes obligatorios en las Direcciones Regionales de Cultura de todo el país.

Además, la directora indicó que quienes así lo deseen “pueden llamar al Consejo de la Cultura en Atacama al teléfono 231676 y solicitar la ficha de postulación para ser enviada a sus correos electrónicos”.

Además del reconocimiento público, los Tesoros Humanos Vivos recibirán un incentivo monetario de tres millones de pesos para cada cultor individual y siete millones de pesos para cada comunidad o colectivo.

Desde el 2009 hasta la fecha se han recibido 596 postulaciones y se han reconocido 26 Tesoros Humanos Vivos. En Atacama, la Comunidad Colla de Río Jorquera y sus Afluentes, de poco más de tres mil habitantes, obtuvo el año 2010 el reconocimiento THV, ya que ha puesto en valor la práctica de la trashumancia en territorio chileno con el fin de apoyar y valorar el esfuerzo que están realizando en el trabajo de transmisión de su saber ancestral hacia las generaciones más jóvenes.

Descarga

Volver arriba