Red Cultura

Red Cultura es un programa desplegado en todas las regiones de Chile, cuyo fin es contribuir al desarrollo cultural a nivel local y nacional, desde ciudadanías diversas, activas e incidentes en la política pública cultural. Este objetivo se busca mediante la instalación de procesos de participación cultural en el ámbito de la activación comunitaria para la planificación cultural, con enfoque de derecho y territorial, apuntando hacia un desarrollo cultural sensible a la diversidad existente en y entre las comunas del país.

El programa se enmarca en cuatro orientaciones de la Política Nacional de Cultura 2017 – 2022:

  • Cultura como pilar del desarrollo sostenible, resguardando los derechos culturales de las generaciones por venir tanto a nivel local como nacional.
  • Ciudadanías activas y con incidencia en la acción pública en cultura.
  • Participación cultural de todas las personas, basado en el principio de no discriminación.
  • La interculturalidad y diversidad cultural como fuente de riqueza para la sociedad en su conjunto.

La estrategia del programa relaciona a la comunidad organizada, y no organizada, con los gobiernos locales y espacios culturales, procurando instalar procesos de planificación cultural mediante la participación cultural activa e incidente de la comunidad. La intención es trabajar el desarrollo cultural transformando a la ciudadanía en un actor protagónico, activo y deliberativo en el contexto local.

En tal sentido, Red Cultura sostiene un ciclo entre sus componentes para el cumplimiento de su propósito. El componente Prácticas colaborativas con territorios desde el arte contemporáneo espera conseguir la activación de la ciudadanía, y su participación cultural, con el objetivo de levantar contenidos culturales locales que permitan convertir estos procesos y contenidos en una planificación cultural. El componente Plataforma para el apoyo a Organizaciones Culturales Comunitarias es un elemento transversal y permanente para el propósito del programa, debido a que, en conjunto y complemento con el componente anterior, posibilita la identificación de Organizaciones Culturales Comunitarias que lleven a cabo un trabajo de participación cultural con sus comunidades, lo que da pie para establecer dinámicas y metodologías de participación que consigan una construcción colectiva de la planificación cultural local en el componente Planificación cultural local participativa. Este último componente es la etapa final del ciclo programático que se alcanza cuando municipios y espacios culturales establecen planificación para el desarrollo cultural comunal con un efectivo involucramiento ciudadano.

Esta participación se traduce en Planes Municipales de Cultura (PMC) y Planes de Gestión de Espacios Culturales, ambas herramientas co-diseñadas con la comunidad, donde la ciudadanía, con toda su diversidad, incide de manera directa y activa en el gobierno comunal para el desarrollo de una planificación cultural con sentido y sostenible en el contexto de lo local. Ambas son herramientas en las cuales se materializa el trabajo de activación y participación cultural mediante una metodología de construcción relacional y democrática.

En el orden de implementación de su ciclo programático, los tres componentes de Red Cultura se caracterizan por los dispositivos que se detallan a continuación:

Prácticas colaborativas con territorios desde el arte contemporáneo

Este componente opera como sistema basal del ciclo programático para la activación de las comunidades y levantamiento de contenidos, para que tanto éstos, como los agentes y organizaciones con quienes trabaja, sean parte efectiva e incidente de la planificación cultural local. Su objetivo es aumentar la participación cultural mediante prácticas colaborativas como herramienta de trabajo desde el arte contemporáneo, buscando activar y desarrollar contenidos locales por los propios habitantes de los territorios, dirigidos hacia una efectiva participación de las comunidades en su propio desarrollo cultural.

El componente se materializa mediante su dispositivo Residencias de Arte Colaborativo, en el que  artistas y/o colectivos artísticos son elegidos mediante convocatoria pública para instalarse en diferentes comunas y localidades de todo el país, durante un período de 3 a 6 meses, para desarrollar un proceso de trabajo mediante un proyecto con la comunidad, así como con la población aledaña o usuaria a un espacio cultural y/o Centro de Creación Artística (CECREA).

Estos procesos entienden el arte como una producción de conocimiento colectivo, revelan la producción cultural propia de las comunidades a través de la investigación-creación, en una apuesta metodológica común. La población que forma parte de los proyectos de residencias se compone de agentes locales y organizaciones sociales y culturales que habitan en las comunas y localidades focalizadas por cada SEREMI para la realización de las residencias, según el índice de priorización del programa para el cumplimiento de su ciclo.

Existen tres modalidades en que se implementan los proyectos descritos: Residencias de Arte Colaborativo en Territorios, Residencias de Arte Colaborativo en Espacios Culturales, y Residencias de Arte Colaborativo en Centros de Creación Artística para niñas, niños y jóvenes (CECREA).

Para conocer los proyectos que llevan a cabo anualmente las Residencias de arte Colaborativo, se puede revisar la bitácora en línea: http://bitacoraresidencias.cultura.gob.cl/

Plataforma de apoyo a Organizaciones Culturales Comunitarias

El componente es una plataforma transversal y permanente del programa Red Cultura y su ciclo, cuyo objetivo es el fortalecimiento asociativo con y entre Organizaciones Culturales Comunitarias (OCC) que desarrollen un trabajo sostenido en sus respectivos territorios.

La finalidad es vincularse cooperativamente con estas organizaciones, apoyando el trabajo territorial de participación y gobernanza local para que incidan de manera efectiva en la planificación cultural de sus comunas. Se busca la vinculación entre ellas, y las personas con quienes trabajan, y con los contenidos culturales locales que abordan. Para ello, el componente financia al menos 33 espacios de encuentros para la formación cultural comunitaria a nivel regional y nacional, así como mesas regionales de OCC, como estructuras  para la incidencia, en donde se diseñan planes de trabajo basados en presupuestos participativos, según las asignaciones presupuestarias destinada para cada región.

Red Cultura realiza estos procesos para fortalecer, caracterizar, registrar y vincular las diversas OCC existentes en el país, y contempla financiamiento para desarrollar actividades de fortalecimiento a través de la convocatoria para el Financiamiento de iniciativas culturales comunitarias asociativas, el que se conforma en dos líneas de acción: Fortalecimiento de RedesIntercambio de Saberes. Con esta convocatoria se financian al menos 40 iniciativas que buscan fomentar la participación cultural de su comunidad y el trabajo con las organizaciones que se hacen parte de esta plataforma de vinculación.

El componente alberga, además, el convenio con el programa intergubernamental IberCultura Viva y Comunitaria, cuyo propósito es constituir una instancia de cooperación técnica y financiera dirigida al fortalecimiento de las políticas culturales de base comunitaria de los países iberoamericanos. Uno de los objetivos de IberCultura es sensibilizar acerca de las distintas formas de convivencia social y la importancia de sus manifestaciones culturales, así como fortalecer las capacidades de gestión y la articulación en red de las organizaciones culturales de base comunitaria y de los pueblos originarios, para la mejora en el desarrollo de sus iniciativas y de su participación en los modelos de gestión de políticas culturales. Actualmente, participan en IberCultura: Argentina, Chile, Brasil, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España y Guatemala.

El trabajo que realiza IberCultura Viva, se puede conocer en su plataforma web http://iberculturaviva.org

Planificación cultural local participativa

El componente Planificación cultural local participativa se constituye como la finalización del ciclo programático de Red Cultura. Para su activación, contempla estrategias de participación cultural mediante un proceso instalado en las comunidades por los otros componentes del programa. Su objetivo es desarrollar un  trabajo de co-construcción permanente de la planificación cultural y sus herramientas de gestión, entre la comunidad organizada, y no organizada, y los gobiernos locales y espacios culturales.

Su accionar se materializa en el financiamiento para la elaboración de Planes Municipales de Cultura (PMC) y Planes de Gestión (PG) desarrollados participativamente con la comunidad, a través de metodologías de co-diseño. Esto incluye el financiamiento de estrategias de sostenibilidad del PMC para ser integrados en el Plan de Desarrollo Comunal (PLADECO), logrando de esta manera la autonomía por parte de los municipios en su uso y gestión del mismo, así como en su vinculación permanente y en contexto con su territorio.

Las comunas en las que se diseñan, o actualizan los PMC, son seleccionadas por cada SEREMI atendiendo a los resultados del Índice de Priorización del programa.

Asimismo, a través del componente se financia una plataforma de trabajo entre los Espacios Culturales, denominada Red de Espacios Culturales, que propende a un intercambio y trabajo colectivo que permita desarrollar y mejorar las estrategias de vinculación entre estos espacios y su comunidades aledañas, fomentando un desarrollo de públicos en contexto con la realidad e identidades culturales locales. Para ello, se realiza una convocatoria pública anual en la que postulan Espacios Culturales Municipales y/o Corporaciones Culturales Municipales, para levantar proyectos de co-programación con la comunidad, así como instalación de capacidades para fortalecer la gestión de estos espacios.

Por otra parte, se realizan encuentros regionales de esta Red, en los que se levantan planes de trabajo conjunto y capacitaciones, y se reúnen una vez al año en una encuentro nacional entre representantes de todas las redes regionales, con el objeto de intercambiar los avances y logros, en miras de lograr ser contraparte de sus respectivos Gobiernos Regionales para un financiamiento sostenible de sus gestiones.

Convenio de colaboración y transferencia de recursos

El componente contempla también el Convenio de Colaboración y Transferencia de Recursos entre el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y la Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza, para la implementación del programa de intervención social Servicio País (ámbito de cultura). Este programa, que tiene el compromiso de contribuir con la superación de la pobreza mediante el acercamiento de la población en situación de vulnerabilidad social al goce y disfrute de bienes artísticos y culturales, realiza importantes tareas de activación comunitaria para  la correcta realización de las distintas tareas que requiere alcanzar una ciudadanía empoderada en la toma de decisiones en el ámbito cultural.

Volver arriba