Región Metropolitana finalizó sus residencias artísticas

El Programa Servicio País Cultura, realizó actividades en 6 comunas de la Región Metropolitana con el fin de promover proyectos creativos, la participación sociocultural y el desarrollo artístico en los barrios.

Las residencias artísticas del Programa Servicio País Cultura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, desarrollado en alianza con la Fundación para la Superación de la Pobreza, y las Municipalidades de Alhué, Calera de Tango, El Bosque, Isla de Maipo, María Pinto y Padre Hurtado se desarrollaron con gran éxito.

En las residencias artísticas, un artista o agrupación está durante 10 días continuos en una comuna o barrio, con el fin de implementar procesos creativos de su disciplina. En él también participan los habitantes del lugar, desde un rol de observación, ejecución y creación con el fin de reconstruir la vida cultural de su barrio.

Dado lo anterior, la residencia trata de promover vínculos de la comunidad con el artista para enriquecer las experiencias de vida de unos y otros. Además, busca contribuir a que la creación artística se convierta en parte de la cotidianeidad de los vecinos, acercándolos a una disciplina desde la particular visión del artista, quien convive en el barrio con sus habitantes y les permite vivenciar el proceso creativo.

En este sentido la Directora Regional de Cultura de la Región Metropolitana, Teresa Huneeus, señala que: “el desarrollo de este programa busca  incentivar el emprendimiento artístico cultural local, con el propósito de fortalecer las capacidades de acceso y creación de las expresiones culturales desarrolladas en los diferentes barrios o localidades”.

En esta línea de acción, los habitantes de las 6 comunas donde se imparte el Programa  Servicio País Cultura fueron beneficiados con las acciones culturales desplegadas por diferentes artistas que participaron de este programa.

En Alhué, el musicólogo Francisco Cooper, trabajó en conjunto con la agrupación de cantores de Villa Alhué “Entre cerros y poetas” en la realización de 2 registros sonoros de cantores a los poetas de la zona. El primero fue de canto a lo divino, con un total de 8 versos y el segundo fue de  Canto a Lo Humano, con 11 versos.

Cabe destacar que el nuevo registro contó con la participación activa de cantores de Alhué no solo como intérpretes, sino que  además como representantes en la gestión e implementación de los registros. En este sentido, los cantores de Alhué continuarán con el registro ampliándose a otros sub lenguajes (tonadas y cuecas de la zona) ya que cuentan con los implementos y capacitación en registro y edición de archivos sonoros.

La artista visual Carolina Portius,  trabajó con los vecinos de los barrios de Calera de Tango, retomando el embellecimiento cultural de las calles que fue comenzado con la Comitiva en 2011 y seguido por el Plan de Continuidad 2012.

Durante los diez días que duró la residencia, se realizaron 8 murales en la comuna. Cada proyecto muralista tuvo una investigación gráfica basada en las historias locales de los vecinos, libros publicados sobre la flora y fauna de la zona y fotografías antiguas disponibles que ayudaron a desarrollar los murales.

Durante 2 períodos de 5 días los vecinos de los Barrios Santa Elena 2 y Los Héroes del Morro, de la comuna de El Bosque en conjunto con el licenciado en artes Marcelo Gallardo, desplegaron sus conocimientos de esténcil y estampado, por medio del uso de serigrafía. Este proceso de aprendizaje de  se inició en la Comitiva Cultural 2011, en el cual y por medio de la observación y aplicación de patrones gráficos propios del textil mapuche ,realizaron  reproducciones a través de la xilografía o grabado en madera.

La propuesta tuvo dos dimensiones; una asociada a contenidos propios de la tradición y la sabiduría de pueblo Mapuche y otra vinculada al despliegue de conocimientos técnicos propios de la serigrafía.

En Isla de Maipo la residencia dio continuidad a los proyectos culturales desarrollados en la comuna durante el periodo 2011. El comunicador audiovisual Christian Pino, implementó en conjunto con los vecinos un documental que dio cuenta de la identidad barrial, a partir de los relatos emergidos de los talleres de memoria y patrimonio del año 2011. Se consideró el trabajo ya existente de “Historias Casuales” y “Pájaros”. Para esto se implementó una instancia de taller integrado, teatro, música, movimiento y literatura, desde el cuál surgió el material para la realización de este documento cultural local, dándole de este modo continuidad a un proceso ya realizado por los vecinos de Isla de Maipo.

En la comuna de María Pinto, el proyecto de la artista visual Paz Galdames apuntó a la creación y realización de una comparsa barrial  en la localidad de Ibacache y Santa Emilia donde los vecinos presentaron sus productos en la Escuela Santa Emilia. Estos fueron la construcción de instrumentos de percusión de material de desecho; interpretación de carnaval con toques de percusión y bailes; poleras con estampados de logo de la comparsa; diseño y confección de pantalones y faldas para participantes.

Además  se implementaron 2 talleres equipados de serigrafía, uno en el Centro Cultural ex Escuela Ibacache y otro en la Escuela Santa Emilia para el uso de ambas comunidades a cargo de vecinos capacitados en el ejercicio de la serigrafía.

Durante la residencia de la comuna de Padre Hurtado la actriz y gestora cultural María Elena Ovalle ,realizó un taller de teatro de diez sesiones  donde participaron vecinos y artistas locales del barrio San Ignacio los cuales ya habían trabajado en Comitiva Cultural 201 de otros barrios de la comuna, conformando un elenco de 12 personas.

La obra teatral trató la temática de la creación de barrios de Padre Hurtado profundizando materias como la búsqueda de la vivienda, la llegada al barrio, cambio de mundo rural a urbano, entre otros. El guión de la obra tomó como base el trabajo realizado durante la primera residencia 2011 e incorporó nuevas propuestas presentadas de los nuevos integrantes.

El Coordinador Metropolitano del Programa Fomento al Desarrollo Cultural Local  del Consejo de la Cultura, Jorge González  comenta que: «en el trabajo de las residencias  tanto los artistas residentes como los vecinos de los barrios y localidades, crecen gracias a este espacio de diálogo, creación artística e intercambio cultural que se genera durante la residencia artística; ese es el sentido último de esta experiencia”.

Volver arriba