Con talleres lúdicos Consejo de la Cultura forma Mediadores de Lectura

Los talleres se entregaron herramientas y conocimientos para que los participantes puedan promover en su entorno la lectura de manera didáctica y entretenida.

En las comunas de Marchigüe, Rancagua y Nancagua se realizaron los Talleres para Formación de Mediadores de Lectura del grupo Lectura Viva, que organizó el Consejo Regional de la Cultura y las Artes para bibliotecarios, encargados de Centros de Recursos de Aprendizaje (CRA), participantes de las Mesas Creativas del Consejo de la Cultura y los jefes de Departamentos de Educación Municipal (DAEM) de la Región.

A través de estos talleres se entregan herramientas y conocimientos  para que los participantes puedan promover en su entorno la lectura de manera didáctica y entretenida, especialmente a un público infantil, con el fin de incentivar este hábito desde temprana edad.

Los Talleres para formación de Mediadores de Lectura se realizaron en la Biblioteca Pública de Marchigüe; el Salón O’Higgins de la Intendencia en Rancagua y en el Teatro Municipal de Nancagua, como parte del plan regional de Fomento de la Lectura “Lee Chile Lee”, el cual es ejecutado colaborativamente entre el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) y el Ministerio de Educación.

La Directora y Presidente del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, Marcia Palma González, explicó que el plan “Lee Chile Lee” se desarrolla para promover una sociedad de lectores y lectoras que valoren la lectura y puedan ver en ella un poderoso instrumento que mejora el nivel educativo de las personas, desarrolla la creatividad y pensamiento crítico.

Marcia Palma agregó que este programa también permite democratizar y garantizar el acceso a la lectura a todos los ciudadanos y cumplir con la necesidad que tiene la región de perfeccionar y formar a personas interesadas en el área en la animación lectora y en la selección de textos literarios para niños.

Otro de los aspectos destacables de esta iniciativa es que las personas capacitadas pasarán a ser animadores de lectura, por lo tanto ellos podrán participar como mediadores activos en el Plan de trabajo 2013, concluyó Marcia Palma.

Cada taller tuvo una duración de 16 horas cronológicas y su metodología de trabajo contempló aspectos teóricos y prácticos en temas tales como: Lectura y Fomento a la Lectura; Mediadores de Lectura; Estrategias de Animación a la Lectura; Selección de textos literarios y edades; Talleres de animación a la lectura y Programación de actividades.

Esta metodología incluyó también el diseño de una propuesta de animación a la lectura para ser aplicada en las respectivas comunidades de los participantes, con la asesoría de los profesionales de la Corporación Lectura Viva, para dar continuidad a los talleres en la realidad comunal de la región.

Volver arriba