Con la lectura de El Hombre Imaginario la Región Metropolitana celebró los 100 años de Nicanor Parra

Más de 500 personas llegaron hasta el Mercado Tirso de Molina para festejar el cumpleaños del antipoeta. Músicos, actores, diputadas y locatarios del recinto se reunieron para leer “El Hombre Imaginario”. La ministra de Cultura Claudia Barattini también participó en la jornada.

“El hombre imaginario vive en una mansión imaginaria, rodeada de árboles imaginarios, a la orilla de un río imaginario”, fue la estrofa que a las 12:00 hrs. del 5 de septiembre dio el vamos a la celebraciones del centenario de Nicanor Parra en todo Chile. En la Región Metropolitana, el acto central fue en el mercado Tirso de Molina, ubicado a un costado del río Mapocho y próximo a la tradicional Pérgola de las Flores. Ahí,   músicos como Gepe, Florcita Motuda, María Colores; el conductor del programa Vigilantes de La Red, Nicolás Copano; el reconocido chef mapuche José Luis Calfucura; las actrices Peggy Cordero y Teresa Munchmeyer y  las diputadas Karol Cariola y Camila Vallejo, entre muchos otros,  leyeron  fragmentos de “El Hombre Imaginario”.

Simultáneamente, los artistas visuales Edgar Gutiérrez, Arturo Santana y Sebastián Cabello, todos integrantes de la brigada muralista de la comuna de Recoleta, realizaron dos intervenciones visuales dentro del mercado. Además, el folklorista Nano Parra, hijo de Hilda y sobrino de Nicanor, tocó cuecas junto a sus músicos.

“Lo interesante de Parra en un país poco transgresor es que él cruza esa línea; en lo convencional, aportó al mundo con sus frases y artefactos. No deja de ser singular, en un país tan estructurado (como este) que lo de Parra haya tomado fuerza”, comentó Nicolás Copano. “Este poema en particular es muy importante,  ya que la lucidez que tiene es súper difícil de encontrar”, opinó Gepe, quien leyó párrafos del poema en dos oportunidades. El chef mapuche José Luis Calfucura, llegó vestido con su indumentaria de cocinero y animó su lectura con el sonido de una trutruca: “Como sociedad chilena, estamos acostumbrados a copiar todo lo que venga de afuera. Nicanor hace un contraste con todo eso y tiene la capacidad de definirse como un antipoeta, y eso no lo vemos en ninguna parte”.

Aunque estuvo solo en la primera media hora del homenaje, el cantante y compositor Florcita Motuda, quien vestía una capa y una corona de plástico,  hizo reír al público con sus versos improvisados.

En la jornada se repartieron 600 ejemplares de la antología “100 años Nicanor Parra”, editado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y prologado por la ministra Claudia Barattini.

Volver arriba