“Ay de mi Violeta” tendrá funciones especiales para alumnos y párvulos de Programa Acciona

Cuatrocientas personas participarán en las dos funciones, entre ellos, alumnos, niños, familiares y educadores.

El éxito de la obra refleja el valor de la puesta en escena, que ha llevado a “Violeta” a 5 comunas durante el año 2013, itinerancia que contó con el apoyo de Fondart Regional. Como cierre especial de este viaje por la región, este viernes 23 de agosto la obra dirigida por Paola Aste tendrá dos funciones especiales.

A las 14:00 dedicada a los párvulos de Michaihue y Nonguén, establecimientos en los cuales el Consejo Regional de la Cultura y las Artes imparte el Programa Acciona, en dicha modalidad y donde las talleristas Lorna Riveros y Andrea Briano son talleristas de expresión corporal.

Asimismo, a las 16:00 horas, alumnos del taller audiovisual y de música del Liceo Isidora Tupper participarán en esta función especial. Cabe señalar, que los alumnos de música forman parte del taller que realiza Ema Millar en San Rosendo, vocalista del grupo Quorum.

Después de cada función, se realizará un conversatorio con los niños (de Michaihue y Nonguén) y alumnos de enseñanza media (San Rosendo), donde podrán explorar el escenario y mantener una interacción cercana con los elementos de la obra y elencos.

Más de 400 personas, alumnos y familiares podrán disfrutar de esta puesta escena que por primera vez incluirá ilustraciones que dan cuenta de la figura e historia de Violeta Parra, acompañado de la música de Grupo Quórum e interpretación escénica de Calaukalis.

“Creo que la Violeta fue una mujer excepcional, muy cercana además, a los niños. Poder mostrar a los párvulos el mundo de la Violeta es interesante y enriquecedor. Por ello, la obra será adaptada, incluiremos cuartetas de la Violeta hechas para niños, cuartetas que hablan sobre el universo infantil y la cultura popular; un mundo sensitivo familiar a los pequeño y pequeñas”, expresó Paola Aste, directora de la obra.

Según argumentó Paola Aste, el equipo trabajó en una adaptación de la propuesta musical con nuevos temas a cargo de grupo Quórum, coherentes a la nueva propuesta.

Después de cada función, se realizará un conversatorio con los niños (de Michaihue y Nonguén) y alumnos de enseñanza media (San Rosendo), donde podrán explorar el escenario y mantener una interacción cercana con los elementos de la obra y elencos.

“Los alumnos sales del colegio y eso es también una forma de adquirir conocimientos, de la obra y del espacio cultural. Espero sea una experiencia enriquecedora para los niños, educadores y elenco. La idea es que nuestro trabajo se transforme además en una herramienta educativa en sus respectivas aulas”, enfatizó Paola Aste.

Volver arriba