Ministro de Cultura asiste a ceremonia de entrega de históricas campanas

El repicar de las tres campanas de la Iglesia de la Compañía, que permanecieron por más de un siglo en Gales, volvió a sonar fuerte en nuestro país.

El Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, asistió junto al Presidente de la República, Sebastián Piñera, el cuerpo diplomático, ministros, parlamentarios y otras autoridades, a la ceremonia que se realizó en la Plaza de la Constitución y donde el Embajador del Reino Unido, Jon Benjamin, oficializó la repatriación de estas piezas.

Originalmente estas campanas pertenecieron a la Iglesia de la Compañía, destruida en un incendio ocurrido en diciembre de 1863. Después del siniestro, estas reliquias fueron adquiridas por un comerciante británico para ser fundidas. Sin embargo, dada su excelente factura, se conservaron y se colgaron en el pórtico de la Iglesia de Todos los Santos de Oystermounth en el país de Gales bajo la inscripción de «Bells of Santiago».

Debido al terremoto del 27 de febrero, las autoridades eclesiásticas de Oystermounth decidieron autorizar la donación inmediata y el regreso de las Campanas a Chile como un gesto de solidaridad hacia nuestro país.

Estas piezas históricas permanecerán en la Plaza de la Constitución hasta el 8 de octubre. Luego, dos de ellas se trasladarán hasta los jardines del ex Congreso Nacional y la tercera se ubicará en el cuartel general del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

Volver arriba