Ministra Barattini se reúne con agregados culturales para coordinar lineamientos de acción vinculados con la cultura y las artes

Seis de los nueve agregados culturales nombrados por la Presidenta Michelle Bachelet participaron del encuentro. La idea es hacer un trabajo internacional en línea con el programa de Gobierno.

“Los agregados culturales deben ser gestores capaces de articularse con las políticas nacionales de fomento, de economía creativa y de las artes de este país”, dijo la ministra de Cultura, Claudia Barattini, luego de una reunión con seis de los nueve agregados culturales designados por la Presidenta Michelle Bachelet.

Javiera Parada (Estados Unidos), Antonio Arévalo (Italia), Mariel Bravo (Uruguay), Daniela González (España),  Jorge Moreno (Lima) y Ximena Vidal (México), llegaron al gabinete de la ministra antes de partir a sus correspondientes destinaciones. En la reunión también participó el director de la DIRAC, Germán Guerrero.

En el encuentro todos se mostraron honrados y agradecidos por su nuevo rol y, a su vez, la ministra Barattini los recibió contenta y entusiasta del trabajo que desarrollarán en conjunto.

La reunión estuvo enfocada en la coordinación en materia de la internacionalización del trabajo artístico y cultural de Chile. La ministra Barattini dijo que juntos tienen grandes desafíos, de acuerdo al programa de cultura de la Presidenta  Bachelet en el área de la internacionalización de las artes y de la economía creativa.

“Fue una reunión muy grata, muy festejada por todos, pero la verdad que esto tiene que ver con generar una coordinación del CNCA con los agregados culturales. Si bien ellos dependen de Cancillería, es muy importante que trabajemos coordinadamente”, añadió.

Para Javiera Parada, agregada cultural en Estados Unidos, “fue una muy buena reunión”. “Estoy muy agradecida de esta instancia de encuentro con el resto de los agregados, pero también con la ministra de Cultura, el Director de Asuntos Internacionales de la Cancillería, donde se delinearon las principales líneas de acción y maneras de trabajar conjuntamente. Todos manifestamos nuestro apoyo a esta coordinación entre la institucionalidad internacional, la institucionalidad cultural y nosotros que vamos a estar representando a Chile, a la cultura y a las culturas que hoy conviven en Chile en el extranjero”, dijo.

Antonio Arévalo, agregado de cultura en Italia, quien desde 2001 ha desarrollado su trabajo como crítico de arte en la bienal de Venencia con la presencia chilena, consideró inédito este estilo de trabajo. “Hasta ahora un agregado cultural asumía su cargo y se iba al país que se le daba. Ahora se crea una relación, una conversación para saber qué vamos a hacer, qué quiere la ministra, lo que quiere la Presidenta, lo que quiere la cultura de este país y lo que nosotros vamos a hacer es representar todo esto. Conocernos es fundamental y coordinarnos”, sostuvo.

Para la actriz Mariel Bravo, agregada cultural en Uruguay, la reunión era muy necesaria. “Tengo experiencia como agregada cultural: estuve 6 años en México y nunca había tenido una impronta como esta. Es un cargo de gran responsabilidad del gobierno. La mejor cara del país es la cultura y entonces esa responsabilidad de representar bien a un gobierno, un gobierno que está teniendo cambios culturales potentes, por lo tanto es un cargo político en el más amplio sentido de la palabra”.

La secretaria de Estado enfatizó que “ser un agregado no es un premio, es un honor y lo que estamos trabajando es, efectivamente, mejorar las condiciones en que ejercen ese rol los agregados culturales. La gestión consiste en entenderse como una interfaz entre la realidad cultural de Chile y el país donde se está. Ser capaces de mapear las oportunidades que existen en esos países y ponerlas en relación con las necesidades que tiene Chile”.

Volver arriba