La Matriz vuelve a brillar en Valparaíso

Ministro Roberto Ampuero encabezó inauguración de luminaria externa que estuvo a cargo del Centro de Estudios Patrimoniales, Urbanísticos y Museográficos de la Universidad Católica de Valparaíso, con aportes del Gobierno Regional.

La Matriz es la primera Iglesia de Valparaíso, se encuentra en el centro histórico de la ciudad y es uno de sus íconos. Y ahora presenta una nueva cara iluminada, gracias al proyecto realizado por el Centro de Estudios Patrimoniales, Urbanísticos y Museográficos de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, por medio del cual se refaccionaron las luminarias externas del inmueble; lo que se suma a los aportes del Consejo de la Cultura que permitieron la realización de una serie de remodelaciones a la estructura, dañada tras el terremoto del 27 de febrero de 2010; sumando ambos proyectos una cifra total cercana a los $ 230 millones.

La entrega de los trabajos se realizó la noche del jueves al interior de la edificación, y fue encabezada por el Ministro de Cultura, Roberto Ampuero; el Intendente de Valparaíso, Raúl Celis; el alcalde de Valparaíso, Jorge Castro; y el rector de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Claudio Elórtegui.

En la oportunidad se presentó el pianista nacional Roberto Bravo, quien deleitó a los asistentes que, pese al frío, disfrutaron de la interpretación de piezas de J. S. Bach, Frederich Chopin, Víctor Jara, Joaquín Bello y Silvio Rodríguez.

Aportes del Gobierno Regional

“Estas  luminarias que hoy inauguramos no solo resaltarán la belleza de La Matriz, sino que de algún modo reflejan la nueva luz que el trabajo de reconstrucción patrimonial ha irradiado sobre Valparaíso, y sobre sus habitantes, en los últimos tres años. La Iglesia de la Matriz varias veces se ha derrumbado, pero siempre se ha vuelto a levantar con fe y voluntad. Hoy es un templo restaurado, y un espacio donde se encuentran la fe, la historia y la estética”, comentó el Ministro de Cultura Roberto Ampuero.

Con una inversión cercana a los 30 millones de pesos, gracias al aporte del Gobierno Regional, el proyecto de iluminación tuvo por objetivo contribuir a la recuperación urbana de este antiguo inmueble, salvaguardar el conjunto arquitectónico del templo como hito del patrimonio edificado en la ciudad y otorgar más seguridad al sector.

Para el alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, “los más grandes emprendimientos, incluso a nivel nacional, parten acá, ya que este es el sector fundacional de Valparaíso y por ende, cualquier intervención cobra un sentido especial. Estamos muy contentos con las obras ejecutadas en el templo, pues sin duda son un gran aporte para la ciudad”.

En tanto, el Intendente Raúl Célis sostuvo que “las obras de iluminación de la Iglesia la Matriz se financian con fondos del Gobierno Regional, pero en toda la recuperación de la Iglesia y de este sector han intervenido desde el PRDUV, el Consejo de la Cultura, la Universidad Católica de Valparaíso, la Universidad Federico Santa María, el Municipio de Valparaíso y una serie de organismos públicos y privados que demuestran la disposición que tenemos que de ir recuperando Valparaíso”.

Así, como explica el equipo de expertos encabezado por el académico de la PUCV Jorge Ferrada, en un comienzo se instalaron equipos de alta tecnología LED, que conllevan una baja mantención y poco consumo. “Se resguarda el sentido de la calidad en torno a tener dispositivos europeos con normas internacionales, garantizados por sus industrias de origen y además por la supervisión permanente del equipo de arquitectura en la ejecución de la obras. Finalmente, la seguridad por medio de la iluminación intencional busca poner en valor los elementos arquitectónicos que reconsideren identitariamente al edificio como parte del patrimonio local”, dijeron.

Aportes del CNCA

Además de la reparación de las luminarias, la Iglesia La Matriz cuenta hoy con una serie de cambios estructurales que son el resultado de los trabajos adjudicados a través del Fondo para el Patrimonio Cultural del Consejo de la Cultura y las Artes por un monto total de $ 199 millones, donde el CNCA aportó $ 95 millones y el Consejo de Monumentos Nacionales gestionó el financiamiento del resto de los recursos a través del PRDUV (Programa de Recuperación y Desarrollo Urbano de Valparaíso).

“La restauración de esta iglesia que nos convoca implicó un gasto cercano a los 200 millones de pesos, de los cuales un poco más de 95 millones fueron aportados por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. El resultado está a la vista y nos llena de orgullo y alegría”, manifestó el Ministro Ampuero.

Así, el tradicional inmueble luce ahora -gracias al proyecto financiado por el CNCA- la reparación del muro testero, de la estructura de techumbre y cubierta, la  reconstrucción de linterna, arreglos de la torre campanario, reparación de muros laterales y fachada principal, revisión de las puertas, pintura interior y exterior, además de la normalización de la instalación eléctrica.

Volver arriba