CNCA abrirá en el Centex de Valparaíso un taller de oficios que busca regenerar redes sociales tras el incendio

La ministra Claudia Barattini visitó la fábrica Puelagalán, el nuevo espacio del CNCA, y participó en la Cocina Pública, actividad en la que compartió pantrucas preparadas por vecinos de los barrios porteños e invitados.

“Estamos trabajando desde el Consejo de la Cultura con los gestores culturales en una acción post-incendio. Aquí tenemos a gente que vivió una verdadera devastación y que hoy está reconstruyendo su territorio que no sólo es físico, sino también es un territorio de relaciones, afectos, colaboración y solidaridad”, expresó la ministra de Cultura, Claudia Barattini, al participar en la Cocina Pública, la primera actividad de la Fábrica Puelagalán.

La ministra explicó que la idea es construir talleres donde se trabaje con otros gestores para reciclar parte de lo que no se ocupó de las donaciones para la reconstrucción con el vestuario y también con cerámica y madera para elaborar enseres domésticos. “Este espacio será como una incubadora de experiencias de solidaridad, de cultura urbana, de cultura popular, para generar nuevas redes y reconstruir el tejido social dañado por el incendio”, agregó.

“Que el Consejo de la Cultura reciba este taller de oficios es señal que la cultura está en todos lados. No solo está en la salas  de exposiciones, también puede acoger experiencias de convivencia como son las formas de cocinar, la cultura culinaria”, concluyó la autoridad.

La fábrica, que abrirá en los próximos días, funcionará hasta el 24 de noviembre y durante todo su proceso estará presente la Cocina Pública, actividad organizada por Teatro Container. Su director, Nicolás Eyzaquirre, señaló que la cocina está abierta a quién quiera venir.

“Los vecinos con mayor fama por su buena mano vienen a presentar sus platos y de esa manera comenzamos a generar un registro; primero, un espacio de intercambio en torno a la cocina, y luego, un registro de las recetas que hablan mucho de nuestra cultura, de cómo nos alimentamos, cómo servimos la mesa, cómo nos comportamos y donde se empiezan a generar otros vínculos afectivos entre los miembros de una comunidad”, comentó.

Viernes por medio se realizarán almuerzos comunitarios a cargo de cocineros/as de los barrios, quienes compartirán sus recetas con 60 comensales y talleres periódicos de distintas recetas, como berlines o mermeladas. En esta ocasión, las vecinas de El Vergel Alto cocinaron pantrucas que fueron degustadas por todos los invitados que se apuntaron a la actividad.

Fábrica Puelagalán

El nuevo ciclo del Centro Cultural Centex de Valparaíso se denomina Puelagalán. Se trata de un gran taller de oficios que trabajará sobre tres líneas de producción: textil, madera y cerámica. Es una actividad colaborativa, organizada en conjunto con la carrera de Diseño de DUOC Valparaíso, Fundación Curaumilla y la carrera de Diseño Industrial de la Universidad de Valparaíso, en la cual se invita a la ciudadanía a ser parte de ella, en un proceso de aprendizaje y de hacer, de crear, colaborar y aprender haciendo.

El visitante podrá experimentar lo que eran los primeros talleres de oficio observando el trabajo de creación y aprendizaje que resultará, finalmente, en productos como: manteles, pisos y vasijas entre otros enseres domésticos.

Puelagalán debe su nombre a la planta Espuela de Galán, especie que crece en abundancia en las quebradas de Valparaíso, cuyas propiedades regeneradoras de los tejidos  de la piel son ampliamente reconocidas y cuyo nombre ha sido deformado en el léxico porteño a Puelagalán.

En este sentido, la Fábrica Puelagalán busca aportar a la regeneración  del tejido social de Valparaíso que se vio tan afectado con el incendio, a través de un proceso comunitario donde el aprendizaje y el hacer se entrelazan con el desarrollo de productos funcionales y estéticos que contribuirán a que las nuevas casas se transformen en hogares con la impronta de cada familia que los habita.

Volver arriba