Chile deposita Tratado de Marrakech en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual

Con esto, nuestro país se convierte en el décimo octavo en suscribir este tratado, que entrará en vigencia cuando 20 naciones lo hayan ratificado, cambiando la vida de más de 300 millones de personas con discapacidad visual o con dificultad de acceder a los textos impresos, alrededor del mundo.

Este martes, en Ginebra, Suiza, el embajador chileno ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), Héctor Casanueva, asistió a la Organización de Propiedad Intelectual (OMPI) a depositar el instrumento de ratificación por parte de Chile del Tratado de Marrakech, donde fue recibido por el director general de la OMPI, Francis Gurryel.

Este tratado, que fue adoptado el 27 de junio de 2013, busca facilitar y asegurar el acceso de las personas ciegas, con discapacidad visual o con dificultades para acceder al texto, a las obras publicadas y a los textos impresos, y con ello, a su participación en la vida cultural y artística a la comunidad de la que forman parte.

El depósito de Chile además fue anunciado durante el plenario de la sesión del Comité de Derecho de Autor (SCCR) de la OMPI, que se está desarrollando durante esta semana.

Al respecto, el director general de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Andrés Rebolledo, aseguró que la ratificación y depósito del Tratado por parte de Chile, “reafirma el interés de nuestro país de impulsar acciones y compromisos con una mirada inclusiva, que van en directo beneficio de aquellas personas que no han contado con un libre acceso a formatos accesibles y donde el intercambio transfronterizo de ejemplares, resultará gravitante”.

Con Chile, ya suman 17 los países que han ratificado el Tratado de Marrakech, el cual debe contar con 20 ratificaciones para su entrada en vigor, a partir de lo cual los miembros se comprometen a generar las condiciones legales que pongan a disposición de los usuarios obras publicadas en formatos accesibles, como el braille.

Del total de libros publicados a nivel mundial, sólo el 5% está en formato accesible y en países en vías de desarrollo, como es el caso de Chile, sólo llega a un 1%, lo que impacta directamente en la falta de acceso a la información y con ello a la educación, y a la consecuente dificultad para emplearse.

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es la entidad especializada dentro del sistema de las Naciones Unidas en el fomento de la propiedad intelectual en todo el mundo. Actualmente cuenta con 188 países miembros, entre los que está Chile, el cual se incorporó el año 1975.

Volver arriba