Valdivia inauguró su Centro Cultural Casa Prochelle I

El inmueble de propiedad de la Municipalidad de Valdivia, en 2007 recibió aportes del Consejo de la Cultura por 390 millones de pesos para su adquisición.

Como antesala al Día del Patrimonio, la municipalidad de Valdivia inauguró el sábado 24 de mayo su Centro Cultural Casa Prochelle I. El inmueble, declarado monumento nacional en 1985, albergará las dependencias de la Corporación Cultural Municipal de Valdivia.

La casa, de arquitectura alemana y restaurada tras un minucioso proceso que duró cerca de dos años, fue adquirida en 2008 con aportes del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, los que ascendieron a 390 millones de pesos y que se sumaron a los casi 90 aportados por la propia municipalidad.

Tras su adquisición, se dio inicio a un proceso de restauración, financiado por el programa Puesta en Valor del Patrimonio del Fondo Nacional de Desarrollo Regional y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)-Subdere, con una inversión final cercana a los 780 millones de pesos.

Bruno Bettati, asesor de la Ministra de Cultura, Claudia Barattini, estuvo presente en la inauguración encabezada por el alcalde de Valdivia Omar Sabat y el Intendente Regional Egon Montecinos. Bettati señaló que “el esfuerzo mancomunado para la restauración de la Casa Prochelle se verá traducido concretamente en el aumento del espacio para el desarrollo de las actividades culturales de la ciudad, sobre todo en materia de las artes visuales, que es hacia donde está orientado el proyecto en su primera etapa”.

Por su parte, la directora Regional del Consejo de la Cultura y las Artes, Lorenna Saldías, indicó: “Como gobierno de la Presidenta Bachelet estamos trabajando un conjunto de acciones que van en la vía de mejorar el acceso a la cultura y promover la diversidad cultural, además de valorar nuestro patrimonio. Claramente este proyecto coincide con estos esfuerzos y no podemos más que sentirnos orgullosos de ser una de las instituciones que contribuyó a su concreción”.

La autoridad regional agregó: “La Corporación Cultural Municipal de Valdivia tiene a su haber una gestión líder en la región, reconocida dentro y fuera de ella, además con una programación consolidada, pero claramente contar con un inmueble acondicionado, amplio, estratégicamente ubicado, permitirá que más personas, tanto creativos como las propias audiencias, puedan acceder a sus actividades, haciéndose partícipes de la vida cultural que tanto necesitamos fortalecer para mejorar nuestra calidad de vida”.

La directora del CRCA Los Ríos valoró también el hecho de pensar en un inmueble patrimonial para instalar un centro cultural. “En vez de construir un edificio nuevo se optó por poner en valor una casa que forma parte de la identidad y de la cara de Valdivia, por lo que visitarla será una experiencia doblemente enriquecedora, además del aporte que este centro significará para paliar la falta de infraestructura cultural en nuestra región”, sostuvo.

El proyecto de arquitectura de la Casa Prochelle I estuvo a cargo de la arquitecto Sofía Sanfuentes, experta en restauración de inmuebles patrimoniales, y un equipo de 14 profesionales.

Su puesta en marcha considera además una segunda etapa de restauración, que permitirá la habilitación de un edificio en borde-río para ubicar a la Escuela de Danza, unidad dependiente de la Corporación Cultural Municipal de Valdivia.

Valor patrimonial

De acuerdo a datos recabados por el padre Gabriel Guarda O.S.B., la Casa Prochelle I habría sido construida en 1902, siguiendo los lineamientos de diseño y construcción del propio Gustavo Prochelle, su propietario. Según el estudio del inmueble realizado por la conservadora y restauradora Susana Muñoz, en la casa se habrían utilizado elementos técnicos constructivos de distintas culturas, maximizando la utilidad de material de la zona, como por ejemplo, maderas de especial adecuación al clima templado lluvioso.

La investigadora consignó el uso de roble para cimientos, vigas de estructura y verticales que van conformando los muros; laurel para pisos; alerce para ventanas, puertas y entablado exterior; y lingue para los cierres verticales exteriores y elementos decorativos verticales.

En su base la Casa Prochelle I cuenta con piedra laja y cemento de un metro de profundidad, la cual sostiene una estructura de vigas de 6×12 pulgadas en el primer piso, lo que le otorga gran solidez, quedando demostrado con su resistencia a embates de la naturaleza como el terremoto de 1960 e incluso el de febrero de 2010.

Respecto al uso original de sus dependencias, se ha establecido que en el primer piso se encontraban comedor, living, dormitorios y cocina, mientras que en el segundo una gran nave servía de mansarda, donde se encontraban las dependencias para guardar alimentos, secar ropa, gimnasio y dos dormitorios.

Junto a la casa fue levantado un jardín diseñado por sus propios dueños y bordeando el río existía una costanera de madera, además de bodegas y la vivienda del jardinero. Contiguo al inmueble y su jardín se levantó un parque con especies nativas y exóticas, que en 1953, cuando se construyó el puente Pedro de Valdivia para unir Valdivia con la Isla Teja, quedó separado de la casa y pasó a depender del municipio, el que lo convirtió en un espacio abierto a los visitantes. En 1985 las dos casas Prochelle y el parque del mismo nombre fueron declarados Monumentos Nacionales.

Volver arriba