Toneladas de mercadería han salido desde el Parque Cultural de Valparaíso a los albergues

Centro de acopio habilitado por el Consejo de la Cultura ha recibido más de 80 camiones con ayuda proveniente de distintos puntos del país.

Desde los vecinos del sector, pasando por una banquetera de Olmué que amablemente asumió la misión de alimentar a los voluntarios, hasta algunas empresas de la región y organizaciones culturales de Santiago. Todos han querido estar presentes en la campaña de ayuda para los damnificados del incendio, enviando o dejando personalmente sus aportes en el Parque Cultural de Valparaíso (PCdV), centro de acopio habilitado por el Consejo de la Cultura para hacer frente a la tragedia.

La coordinación de las labores ha sido encabezada por la directora regional del Consejo de la Cultura de Valparaíso, Nélida Pozo, quien junto con valorar el trabajo de los funcionarios del CNCA y el PCdV, destacó la participación de los voluntarios que han llegado hasta el recinto. Además, reiteró que “la ayuda que se requiere con urgencia es útiles de aseo, ropa interior, toallas higiénicas, pañales, alimentos no perecibles y agua. Agradecemos todos los aportes pero por el momento les pedimos evitar traer ropa, porque ya hay demasiada y además debemos privilegiar otras labores en lugar de la clasificación de las prendas”.

Las jornadas sin descanso comenzaron la madrugada del domingo, recibiendo hasta ahora alrededor de 80 camiones con ayuda proveniente de distintos puntos del país. Anoche se produjo el arribo de la primera de las entregas del GAM, la Red de Salas, Fundación Iguales Chile, Sidarte, Balmaceda Arte Joven y Matucana 100, correspondiente a un camión y dos minibuses con mercadería y agua. La noche de este lunes está pactado que se repita la entrega.

Fueron recibidos además aportes enviados desde la Municipalidad de Providencia, organizaciones de Buin, Paine, Pirque, comunas del interior de la Región de Valparaíso, entre otros.

Comisiones de universidades de la zona y jóvenes inscritos a través del Instituto Nacional de la Juventud se han encargado de la clasificación de las toneladas de ropa, calzado, ropa de cama, agua, alimentos no perecibles, elementos de aseo y pañales que han llegado como parte de la ayuda, para su posterior despacho a los distintos albergues. Los lugares de destino obedecen a la instrucción previa del Gobierno Regional.

Muchos de los voluntarios que han llegado hasta el PCdV participarán además en las labores de remoción de escombros en los cerros afectados, por lo que durante esta tarde fueron vacunados contra el tétano.

Volver arriba