Primer galardón del Concurso Luis Advis se queda en la región de Coquimbo en su noche inaugural

El certamen es organizado por el Consejo de la Cultura y se ha convertido en uno de los más importantes a nivel nacional. Hoy es la final del género popular, a contar de las 20:30 horas, en el Centro Cultural Palace.

El músico y compositor Orlando Sánchez Placencia, de La Serena, fue el ganador de la primera jornada de la décima versión del Concurso Nacional de Composición Musical Luis Advis, organizado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), en el género folclórico.

La subdirectora nacional del CNCA, Lilia Concha, entregó el galardón al primer lugar, más 2 millones de pesos y una escultura del artista Iván Daiber al ganador, que se presentó con la obra titulada “Verso por ponderación de mi barrio” bajo el pseudónimo de “Zorrito”.

En la ocasión, la autoridad se refirió a esta importante instancia de premiación y afirmó que “este premio es uno de los más importante que se entrega en el país, en cuanto a composición musical, y su realización en esta bella ciudad envía un potente mensaje a todo nuestro territorio, porque Santiago no es Chile y debemos trabajar para descentralizar la cultura en el país, y desarrollar esta iniciativa en la Región de Coquimbo es un gran paso para lograrlo”, sostuvo.

El Concurso de Composición Musical Luis Advis es uno de los certámenes más importantes a nivel nacional, es organizado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, a través de su Área de Fomento a la Música. La competencia continuará hoy con la categoría género popular, para terminar el sábado con los seleccionados del género clásico, que en este caso serán acompañados por la Orquesta Sinfónica de la Universidad de La Serena.

Orlando Sánchez, luego de recibir el primer lugar nacional en la categoría folclórica, afirmó que “es un gran honor y orgullo estar aquí representando a los músicos regionales, que son poseedores de una calidad infinita que pocas veces se oye en la radio. Y que este concurso esté descentralizado en Coquimbo, es mucho mejor que tener que salir de la región a participar. Es una gran alegría, pues esta región es demasiado musical. Santiago está demasiado lejos de la música y acá está la música”, señaló el compositor.

Esta versión marcó un importante hito dentro de la historia del certamen, puesto que por primera vez el premio lo obtiene un concursante oriundo de la región anfitriona.

El jurado de la competencia folclórica lo conformaron Cristian Cáceres, Mario Rojas, José Seves, Raúl “Talo” Pinto y Rodrigo Cuturrufo. Para Seves, reconocido músico y compositor de Inti-Illimani Histórico, es de suma importancia de que el certamen se realice bajo la modalidad de “currículum ciego” puesto que así, los músicos emergentes pueden competir en igualdad de condiciones con artistas ya consagrados.

Al respecto, indicó que “los nuevos talentos aportan elementos novedosos a la composición musical, sobre todo componentes de otros estilos musicales que le dan la característica de fusión. Sin embargo, la calidad de las décimas que hemos visto es excelente. Esa nueva visión del folclor para mí es muy interesante, pues como yo siempre señalo el folclor es como un tronco que hay que llenarlo de ramas, hojas y frutos. Esa es la misión que tiene la juventud, revitalizar la música mediante composiciones atrevidas y de calidad”.

El segundo lugar lo obtuvo el valdiviano Luis Chávez Chávez, que bajo el pseudónimo de “Kultrum” presentó la obra “Loncomilla Choique Purrún”. Los demás finalistas fueron Alfonso Godoy con la composición “Escalera de luciérnagas”; Christian Quinteros con “Paloma de Invierno” y Luis Faúndez, con la pieza “Años de sal”.

Gala Popular

Son cinco las piezas nacionales que disputarán el primer lugar del certamen en la categoría popular y que deberán audicionar en vivo ante un jurado compuesto por Carlos Cabezas, Mariana Montenegro, Fernando Lasalvia, Fernando Mujica y Andrés Pérez. La banda invitada es Fonk Machine. La invitación es para hoy a partir de las 20:30 horas en el Centro Cultural Palace de Coquimbo.

Volver arriba