Porteños cantaron y bailaron en la «Noche de la música» del FAV 2013

Los cerros Mariposa y Cordillera dieron vida a La Noche de la Música, marcada por el swing y las guitarras folk.

Nuevamente el público porteño llegó anoche hasta los auditorios Osmán Perez Freire y Guillermo Bravo para disfrutar de “La Noche de la Música” que hizo bailar y cantar a miles de vecinos del cerro Mariposa y Cordillera, motivando a turistas y porteños de otros lugares de la ciudad trasladarse y aprovechar de conocer la geografía curvilínea y encumbrada de este tradicional sector.

Con ritmos de swing y rock and roll, la banda ítalo-española Carosones encabezó el “Salón de Baile” en el cerro Mariposa, uno de los momentos más esperados del Festival de las Artes de Valparaíso 2013, organizado por el Consejo de la Cultura y la Municipalidad de Valparaíso. Niños y adultos mayores se tomaron la pista con sus mejores pasos, armaron trencitos y disfrutaron de la iniciativa bajo una luna que iluminó una noche que resultó inolvidable para los vecinos del sector.

A la misma hora, pero en el corazón del cerro Cordillera, se vivía la «Gala folk» que subió al escenario más de cuarenta músicos que dieron vida al Ensamble Trasatlántico de Folk Chileno, que sorprendió con su original propuesta. El público, compuesto por fanáticos conocedores del estilo y familias que por primera vez se encontraban frente a la fuerza de las guitarras chilenas, no le hizo caso al frío y disfrutó hasta pasada la medianoche con los éxitos de Nano Stern y Chinoy, quienes también fueron parte de un espectáculo que fue seguido principalmente por un público joven que dio vida a esta jornada de la nueva música chilena realizada en la parte alta de Valparaíso.

Volver arriba