Pintor del Ingreso Ético Familiar recibió valiosa donación desde el Consejo de la Cultura

El artista nunca había podido comprar materiales nuevos por falta de recursos. Este martes la Seremi de Desarrollo Social y el Director Regional del CNCA realizaron personalmente la entrega.

Un palito de fósforo con una mota de algodón en la punta. Así cuenta Máximo Marín que su mamá le improvisaba pinceles cuando niño porque no tenían plata para comprar unos de verdad. Por eso este hombre no pudo dejar de emocionarse al recibir un set completo de materiales de pintura, los primeros nuevos que en más de cuarenta años, ha tenido para realizar su arte.

Este porteño del Cerro Santo Domingo es parte del Ingreso Ético Familiar, la política social implementada por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, que se sustenta sobre la base del cumplimiento de metas y sueños, mediante compromisos entre las familias y el Estado. En el marco de las visitas de acompañamiento que por esto recibe de funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social, fue detectada su gran habilidad con la pintura: un talento altamente logrado, que ha desarrollado de manera autodidacta y sin instrucción formal a causa de su precaria situación económica.

A raíz de esto, se realizó una gestión con el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes Región de Valparaíso. El Director del este organismo, de inmediato se mostró interesado en apoyarlo.

“El corazón del Ingreso Ético Familiar tiene la virtud de llegar a aquellos que de alguna manera no han sido descubiertos o no habían sido visitados, por lo tanto estamos muy contentos ya que el corazón del desarrollo de las personas no tiene que ver sólo con recursos económicos o números.”, destacó la Secretaria Regional Ministerial de Desarrollo Social de Valparaíso, María de los Ángeles de la Paz.

La donación consistió en bastidores, pinceles, blocks de dibujo, lápices, pinturas y paletas mezcladoras, además Rafael Torres, Director Regional de Cultura y las Artes se comprometió con gestionar un taller de pintura para el próximo año, “este artista  porteño tiene una mirada de la vida preciosa, por lo mismo hemos querido unirnos como servicio con Desarrollo Social y apoyarlo con estos materiales que sin duda son un aporte para que continúe potenciando su talento, además gestionaremos un  taller de pintura para que Máximo siga creciendo como artista y sorprendiéndonos con su interesante trabajo ”, dijo.

Doble felicidad para este pintor, porque la donación de materiales coincide con lo que él establece como sus tres décadas de trabajo centrado en imágenes de animales, ya que cuenta que su afición partió por casualidad cuando estaba en el colegio, luego de realizar una disertación relacionada con los felinos.

“Que ellos se acerquen, con este afecto tan grande, para mi es el mayor reconocimiento que puedo recibir como artista y como ser humano. Cuando veo una manifestación tan cálida como esta, ténganlo por seguro que es una experiencia que me renueva de energía y me permite seguir hacia adelante”, reconoció Máximo Marín, tras recibir sus nuevos implementos.

Pero esas no serían las únicas buenas noticias para este integrante del Ingreso Ético Familiar, porque el Director Regional de Cultura se comprometió a realizar las gestiones para que Máximo pueda sumarse a un taller de pintura, para complementar por primera vez desde un punto de vista más técnico, lo que a lo largo de toda su vida a desarrollado esencialmente de manera intuitiva.

Volver arriba