Niños de zonas más apartadas de la región disfrutaron de espectáculo teatral en sus jardines infantiles

Gracias a una alianza entre el Consejo Regional de la Cultura y la Fundación INTEGRA, cerca de 600 niños y sus familias de ocho establecimientos de educación parvularia de la región pudieron disfrutar de la puesta en escena.

Una travesía de colores, sonidos, paisajes y animales, en la que niños y niñas son  invitados a descubrir, sentir y disfrutar, es la propuesta de la compañía de Teatro de Ocasión en coproducción con la compañía Española TeloncilloTeatro a través de la obra “Una mañana partí”. De la mano de Ana, personaje principal de la obra, el montaje invita al espectador a un viaje hacia la naturaleza a través de la imaginación, involucrándose en el universo de la estimulación en la primera infancia e incorporando herramientas pedagógicas que refuerzan la experiencia y proponen una reflexión desde la práctica teatral.

La iniciativa fue posible gracias a una alianza entre el Consejo Regional de la Cultura y la Fundación INTEGRA que durante el mes de agosto permitió llegar con la itinerancia teatral a cerca de 600 niños y sus familias en 8 jardines infantiles ubicados en zonas rurales o urbanas apartadas de la región en donde el acceso a iniciativas artísticas y culturales es limitado. Las comunas beneficiadas fueron Puchuncaví, Nogales, Catemu, Panquehue, Putaendo, Calle Larga, Petorca, y Cabildo.

La Directora Regional de Fundación INTEGRA, Paola Álvarez, señaló que “la estimulación que reciben los niños y niñas durante sus primeros años de vida es fundamental para su desarrollo, por ello iniciativas como éstas constituyen una tremenda oportunidad de aprendizaje y un complemento a los procesos educativos que vive cada niño en su jardín, pues incorporan experiencias que potencian la imaginación y la creatividad a partir de elementos cotidianos, sencillos, y capaces de originar un viaje mágico e ilimitado”.

Por su parte el director del Consejo Regional de Cultura de Valparaíso, Rafael Torres, manifestó: “Como Consejo de la Cultura nos parece clave que los niños, desde los primeros años, tengan un acercamiento al mundo de la cultura que les permita trasladarse a otros mundos, por lo que presentaciones de obras como “Una mañana partí”, son una gran contribución para ampliar el imaginario infantil y su relación con la naturaleza, especialmente cuando se trata de niños de las zonas más apartadas de nuestra región, que no siempre cuentan con una cartelera teatral”.

Así, con una conjunción de elementos como telas, baldes, embudos y cuerdas, que apoyan el viaje de Ana y cobran vida mágicamente, además de música, sonidos y canciones en vivo, con instrumentos de percusión, guitarra y clarinete se logra cautivar a los niños y niñas e introducirlos en el mundo de los sentidos, la experimentación e imaginación.

Volver arriba