Muestra presenta en Venecia las obras arquitectónicas chilenas más relevantes de los últimos 25 años

La exhibición se basa en la investigación “El discurso de la arquitectura contemporánea chilena, cuatro debates fundamentales”, financiada por el Consejo de la Cultura a través del Fondart Nacional 2015.

En medio de la aplaudida participación chilena en la XV Bienal de Arquitectura de Venecia que fue dirigida por el arquitecto Alejandro Aravena, que contó con la representación del pabellón nacional titulado “A contracorriente”, curado por Juan Román y José Luis Uribe y comisariado por Cristóbal Molina en representación del Consejo de la Cultura, y con seis muestras chilenas apoyadas por el CNCA, la Pontificia Universidad Católica de Chile y el Instituto de Arquitectura de Venecia inauguraron en Venecia la exhibición titulada “Manifesto, Monomateriale, Rifondazione e Paesaggio. 36 opere di Architettura Cilena Contemporanea”, exposición curada por Andrea Ambroso, Umberto Bonomo, Hugo Mondragón y Macarena Cortés.

La muestra reúne parte del trabajo realizado en la investigación “El discurso de la arquitectura contemporánea chilena, cuatro debates fundamentales”, dirigido por Hugo Mondragón y cuya elaboración fue financiada por el CNCA a través de la Línea de Investigación del Fondart Nacional en su convocatoria 2015. En ella se propone avanzar en un análisis crítico de las obras y las búsquedas que ellas plantean, a través de la revisión de publicaciones periódicas nacionales e internacionales de los últimos 25 años. Todo ello para seleccionar obras que han tenido relevancia disciplinar e impacto en los medios especializados.

La investigación se propuso contribuir a una interpretación de la arquitectura chilena contemporánea a partir de los siguientes conceptos que reúnen a las obras:

Manifiestos: son obras de pequeño formato, que en sí mismas plantean desafíos disciplinares, son vanguardistas y rupturistas. En general, son obras en los límites de la disciplina, difíciles de definir en su utilidad y en su destino práctico.

Monomaterial: las obras aquí presentadas son manifestaciones de una voluntad material rotunda, no son tectónicos, sino por el contrario, atectónicos, pues parecen eliminar la articulación de materiales (en plural), cancelando con esto la relación significativa de partes como fundamento del debate sobre la cultura tectónica. En estas obras ‘monomateriales, ‘los’ materiales son reemplazados por ‘el’ material, eliminando la unión gracias a la continuidad plástica de la singularidad matérica.

Refundación: Las obras de refundación han sido escogidas por su contribución a la transformación social de Chile. Son obras financiadas por el Estado, que en las últimas dos décadas han fomentado el desarrollo de la cultura, protegiendo el patrimonio y recuperando la memoria. Museos, centros culturales, plazas y conjuntos de vivienda social comparten la misma preocupación: transformar a Chile en un país más justo y moderno.

La exposición propone ser sugerente en la forma de exponer estos proyectos a un público que no necesariamente conoce las obras chilenas y se exhibirá hasta el 10 de julio en la Sala Gino Valle, Ex-Cotonificio Veneziano IUAV, Venecia.

Volver arriba