La literatura como herramienta para la reinserción

El Plan Regional de Fomento Lector está realizando una serie de iniciativas literarias en centros de reclusión en Arica, como talleres, edición y concursos a nivel nacional.

“Libertad a través de la Lectura” es el nombre del taller literario que cursaron internos del Centro Penitenciario de Acha y que busca traducirse en un libro manufacturado por ellos mismos según las técnicas de la edición cartonera.

La iniciativa, que forma parte del Plan Regional de Fomento Lector establecido por el Consejo de la Cultura, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museo (Dibam) y la Secretaria Regional Ministerial de Educación, contó en esta ocasión con la colaboración de Gendarmería de Chile.

A cargo de los talleres estuvo el ex interno y ahora escritor Marcelo Ibarra, quien personalmente entregó los diplomas a los más de veinte internos que realizaron el curso: “Este trabajo es muy importante porque entrega herramientas para la reinserción.  La literatura es un excelente vehículo para revisar nuestra vida y crear nuevos mundos”.

Literatura en SENAME

El proyecto literario realizado en Acha forma parte de una iniciativa que el Plan Regional de Fomento está realizando en los centros de reclusión en el extremo norte de Chile, donde destaca además el taller “Letras de Esperanza Ilustrada” que desde el año 2011 se está realizando en el Centro Arica del Servicio Nacional de Menores (SENAME).

El año pasado desde este taller surge la inquietud de realizar un concurso literario para todos los centro SENAME del país, el cual fue denominado “Un libro para la reinserción” con el objetivo de despertar en los jóvenes el interés por la lectura y compartieran sus  vivencias, historias, cuentos y poemas con  otros jóvenes en su misma situación.

El concurso, que fue todo un éxito a nivel nacional, finalmente se tradujo en la edición de un libro titulado “Letras de Esperanza Ilustrada”, siendo puesto de ejemplo como  herramienta innovadora para la reinserción en el país y el extranjero.

Por esto, este año se realizó un segundo concurso a nivel nacional, el cual también se trasformará en un libro denominado  “Letras de Unión”,  el cual está siendo trabajado por la editorial ariqueña Cinosargo y que cuenta con la incorporación de textos de jóvenes de bolivianos que participaron del concurso.

Volver arriba