Feria del Patrimonio Vivo reunió a miles de personas en la Plaza de Talca

Más de 10 mil personas visitaron durante el fin de semana la Feria del Patrimonio Vivo en la Plaza de Armas de Talca.

Esta fiesta ciudadana organizada por el Consejo de la Cultura dio cuenta del patrimonio cultural inmaterial presente en la región a través del folclor, la artesanía, la oralidad y los oficios tradicionales, entre muchas otras manifestaciones.

El cierre estuvo a cargo del aplaudido elenco musical Los Grillitos de Graneros, quienes cantaron, bailaron, recitaron e interpretaron ritmos de diversos puntos del país. Además, durante el espectáculo también subieron al escenario central el dúo local El Palenque y El Vilchano, quienes interactuaron con el entusiasta público a través de sus payas y canciones.

“Estamos felices con el resultado de la Feria del Patrimonio Vivo. Se convirtió en un fin de semana familiar en torno a las tradiciones maulinas, en la que niños, adultos, jóvenes y ancianos tuvieron su espacio y se apoderaron de él. Es un ejemplo a seguir para que las comunidades vuelvan a sus plazas y espacios públicos y le den vida”, señaló la directora regional de Cultura, Irene Albornoz.

Reconocimientos

Durante la feria se realizaron reconocimientos regionales a la comunidad de Loceras de Pilén –Tesoros Humanos Vivos 2012- y a la ganadora del Sello de Excelencia UNESCO para los productos artesanales del Mercosur, Laura Ramos, artesana de Itahue. En dicho contexto, se presentaron los cantores populares Carmencita Valdés y Nemecino Sepúlveda, y la agrupación de música instrumental chilena Ensamble Fénix.

Desde la tarde del viernes estuvieron presentes 42 artesanos tradicionales de distintos puntos de la Región del Maule, quienes dieron cuenta de las técnicas y materialidades cultivadas, las cuales tuvieron amplia recepción por parte del público, los conocieron las piezas artesanales y adquirieron muchas de ellas.

Además, gran acogida tuvieron los oficios tradicionales. El chinchinero, organillero, fotógrafo minutero y los vendedores de algodones, maní, mote con huesillo y cabritas, estuvieron en la Plaza de Armas durante los tres días, entregando sus productos gratuitamente a los visitantes que participaron de la cuentería infantil, de los talleres de crin, greda y telar, y de todos aquellos que recorrieron los variados atractivos presentes en esta fiesta ciudadana patrimonial.

Volver arriba