Coyhaiquinos disfrutaron de la magia de los sonidos simples

Hasta la región de Aysén llegó la compañía de Teatro Phi , que presentó exitosamente en la plaza de Armas de Coyhaique su espectáculo «Auch! La magia de los sonidos simples». También se realizaron talleres para niños y jóvenes de la comuna.

La visita de la agrupación a la región fue posible gracias al programa Acceso del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, además del apoyo de instituciones públicas y privadas, dentro de las que se cuentan Injuv, Conace, Seremi de Medio Ambiente, Homecenter Sodimac, Surgraf, MyL Construcciones y la Envasadora Aysén.

La intendenta regional, Pilar Cuevas Mardones, agradeció la asistencia de la comunidad y el compromiso del Consejo de Cultura con la región de Aysén. «Los niños han disfrutado muchísimo, todos nosotros hemos disfrutado y eso es lo que queremos, entregar y acercar la cultura a la gente, traer alegría en el verano, y estamos muy agradecidos de la comunidad que asistió a esta presentación», señaló.

La jornada contó con la participación del músico regional Pedro Salgado, acompañado por Francisco Zúñiga, luego se presentaron los niños y jóvenes que participaron durante tres días de los talleres que los integrantes de Teatro Phi desarrollaron en la Plaza de Armas y el paseo Horn de la ciudad de Coyhaique. «Uno nunca sabe si la gente se va a motivar con el trabajo de uno, si va a ir realmente, pero subirse a un lugar donde no nos conoce nadie, y que la gente disfrutara de principio a fin, se riera y aplaudiera, nos vamos encantados. Además tuve la oportunidad de trabajar durante cuatro días con un grupo de personas súper motivadas, eso nos deja muy felices», señaló al termino de «Auch!…», Josep Ramió, integrante y director del grupo Phi.

Por su parte el director del Consejo de Cultura, se refirió al aporte de otras instituciones y de la empresa privada regional, agradeciendo el compromiso con la cultura.

La Compañía Teatro Phi utiliza tubos de PVC, basureros, sartenes, tarros, mesas, vasos, linternas, zippos y palos de escoba para interpretar una gran canción que, sumada al cuerpo de los actores, le da vida a un espectáculo de coordinación, energía, magia y humor.

Volver arriba