Consejo de la Cultura dona libros a internos de Huachalalume

La donación fue realizada en el marco de la exposición de artes visuales denominada “Entre paréntesis” en la que se presentaron ilustraciones realizadas por internos del recinto penitenciario.

La colección de libros donados por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de la Región de Coquimbo (CNCA) al Complejo Penitenciario Huachalalume, contempla desde textos bilingües hasta textos fotográficos e históricos, y tiene la finalidad de promover el arte y la cultura en quienes están privados de libertad.

En este sentido, el Director Regional del CNCA, Matías Awad, señaló “hemos ido apoyando el trabajo que hacen otras instituciones para la reinserción; y nosotros, desde nuestro ámbito cultural, apoyamos y entregamos libros para quienes se encuentran privados de libertad, y así tengan posibilidades de perfeccionarse, aprender y con ello, tener nuevas oportunidades”, dijo.

La donación de libros se realizó en el marco de la exposición “entre paréntesis” en la Biblioteca Viva de La Serena. Los cuadros, están hechos por internos que a través de sus capacidades artísticas y experiencias personales, realizaron pinturas e ilustraciones basadas en cuentos infantiles.

Este taller de artes visuales fue realizado en el marco del subprograma de deportes, recreación, arte y cultura del Servicio de Reinserción Social Siges Chile, en conjunto con Gendarmería de Chile, e intenta entregar nuevas oportunidades a las personas recluidas en el centro penitenciario.

La coordinadora de deportes y cultura (DRAC) de la cárcel de Huachalalume, Claudia Flores, agradeció la donación de los libros.

“Para nosotros, la presencia del CNCA en esta muestra es fundamental, nosotros necesitamos que conozcan de nuestro trabajo, nos sentimos apoyados, los regalitos que nos han traído son hermosos, porque todo allá es muy valorado, todo es escaso, tenemos 1.890 internos y la demanda por la cultura crece cada día y como programa DRAC, vamos generando audiencia, llegando con manifestaciones artísticas y estos libros van a estar muy bien cuidados, van a ser muy bien utilizados así que los agradecemos mucho”.

Por su parte, Francisco Arcos, Director del Liceo técnico profesional de adultos Coresol, que está inserto al interior del establecimiento penal, manifiesta que esta donación es importante porque acerca a los internos a la sociedad.

“Toda donación de libros es vida, especialmente para aquellas personas que están privadas de libertad, en atención a que tú le estás dando alas a la imaginación, si físicamente el cuerpo está en un lugar determinado en contra de su voluntad, el hecho de poder leer, estudiar y crear es muy apetecido por la población penal”.

Volver arriba