Con sorprendente arcoíris de automóviles cerró Festival de las Artes de Valparaíso 2011
  • Luego de tres días con más de 80 espectáculos, la participación de 450 artistas y un público que superó las diez mil personas por jornada, el Festival de las Artes llegó a su fin. El asombroso espectáculo de Generik Vapeur, la interpretación de Congreso en formato sinfónico y la danza Butoh de la compañía chileno mexicana Gajuca, fueron los platos fuertes de la última jornada.

Fueron tres intensos días, con más de 80 actividades y una convocatoria que superó las diez mil personas en cada jornada. En un ambiente familiar, porteños y turistas disfrutaron de danza, teatro, audiovisual, música y artes escénicas en el Festival de las Artes, organizado por el Consejo de la Cultura en conjunto con la Ilustre Municipalidad de la ciudad puerto.

«El cambio de Carnavales Culturales a Festival de las Artes fue una propuesta realizada por los propios representantes de la región, convocados por el Consejo de Cultura, y si bien en un principio hubo temores respecto a este cambio, hoy podemos decir que ha sido todo un éxito, ya que la gente repletó la ciudad en las más de 80 actividades», señaló el ministro de Cultura Luciano Cruz-Coke.

Y uno de los aspectos que más resalta en el balance de este evento es que esta vez, a diferencia de los carnavales porteños, las jornadas se desarrollaron en un ambiente familiar, de manera masiva y sin que se registraran incidentes.

«Podemos estimar que tuvimos alrededor de 10 mil personas diarias participando de forma activa en el Festival. Eso nos demuestra que el público valora y aplaude los espectáculos de calidad. Como Consejo de la Cultura queremos agradecer primero que nada el apoyo y la convicción de los artistas que creyeron en el Festival de las Artes. También agradecemos el respaldo de la Municipalidad de Valparaíso, así como la colaboración prestada por la Intendencia, Gobernación, Carabineros, Armada, las universidades, centros culturales y todas las instituciones y organizaciones que confiaron en esta propuesta cultural», dijo el ministro.

LOS DESTACADOS

La noche inaugural con la gala lírica y el mapping en el edificio de la Armada, fueron sin duda un gran puntapié inicial para esta fiesta con más de siete mil personas. En la segunda jornada, un éxito rotundo resultó la Noche de Museos, que se realizaba por primera vez en Valparaíso. Más de cinco mil personas recorrieron estos centros hasta la medianoche.

El gran cierre del Festival de las Artes se vivió este sábado 29 de enero con tres espectáculos de talla internacional. El primero comenzó cerca de las 18:00 horas, cuando los siete Fiat 600 de la compañía francesa de teatro callejero Generik Vapeur se reunieron en el Parque Italia para dar inicio a una caravana de música, algarabía y colores. Los vehículos, junto a actores chilenos y franceses, vecinos de Valparaíso y cientos de asistentes, se dirigieron en caravana hasta la Tornamesa de Barón, en un recorrido que terminó con un final sorprendente: los autos suspendidos en el cielo por perros para la ropa gigantes formando un verdadero arcoíris. La actividad no sólo fue un espectáculo para Valparaíso, sino una instancia de participación ciudadana, donde los porteños fueron los protagonistas gracias a talleres que realizaron durante tres días.

Las actividades continuaron en el Muelle Barón con el concierto de la emblemática agrupación nacional Congreso en formato sinfónico. Los siete músicos subieron al escenario junto a la Orquesta de la Universidad de Santiago, interpretando sus mayores éxitos. El mar y los cerros de Valparaíso fueron el telón de fondo de un show que recorrió sus más de 40 años de trayectoria.

El cierre del Festival de las Artes Valparaíso 2011 fue en Plaza Sotomayor, donde la compañía chileno-mexicana Gajuca, con su obra El Hallazgo, llevó a los asistentes a un viaje de más de 9.000 años antes de nuestra era.

Otros destacados fueron Optiko, objetos de luz, juego de luces y sonidos que se instaló en un domo en la Maestranza del Muelle Barón y que se convirtió en una experiencia sensorial única, recibiendo a cientos de visitantes. También brillaron: la obra de danza Matta Deslenguado, proveniente de la región de Magallanes; Corral Ajeno, de Teatro Malinche; y Skin Piel Azul, del Centro Cultural Escenalborde.

En la Plaza Bismarck se presentó además Pascuala Ilabaca junto a su banda La Fauna, en una propuesta que mezcló su música con un documental del músico Álvaro Peña. Y en la Plaza Victoria, porteños y turistas se convirtieron en inventores de juguetes locos, en un taller que congregó a la familia en torno al juego y la imaginación.

Para la posteridad no sólo quedará el recuerdo de los espectáculos y actividades realizadas este 27, 28 y 29 de enero, sino además Valparaíso conservará una obra artística de grandes proporciones que nació durante estos días de Festival. Se trata del mural que el artista Alejandro mono Gonzaléz, junto a jóvenes del Centro Cívico Capilla Santa Ana, están realizando en el techo de la Población Obrera, uno de los edificios históricos de la ciudad, construido en 1898 como el primer edificio social de Valparaíso.

El ministro de Cultura cerró el sábado este evento y dijo que el Consejo de Cultura ya empieza a trabajar en lo que será la versión 2012.

Volver arriba