Artistas residentes avanzan con proyectos colaborativos en La Ligua, Panquehue y Cartagena
  • Iniciativas forman parte de las Residencias de Arte Colaborativo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que vinculan arte e identidad territorial.

Cruzar prácticas artísticas con contextos locales, a través de diálogos y redes comunitarias, es el trabajo que desarrollan artistas de diversas disciplinas en las comunas de La Ligua, Cartagena y Panquehue, en el marco de las Residencias de Arte Colaborativo, que forman parte del programa Red Cultura del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

La seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Constance Harvey, destacó el trabajo artístico que desarrollan en territorios tan diversos. “Es destacable la labor que realizan a través de estos proyectos artísticos que se involucran en realidades y contextos sociales tan ricos culturalmente. Esto es una prueba de la diversidad que posee nuestra región, y precisamente, a través de las residencias artísticas podemos conocer y relevar las prácticas que se desarrollan en comunidades y territorios con identidad”.

Para conocer parte de este trabajo es que se realizó el Encuentro regional de Residencias de Arte Colaborativo en el Centro de Creación de La Ligua (Cecrea), encabezado por la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Constance Harvey, y el alcalde de La Ligua, Rodrigo Sánchez.

En la ocasión, se reunieron con Enrique Flores, licenciado en Arte, que a partir de este mes comenzará a trabajar con su proyecto “La Ligua Puebla”, al interior del Cecrea de La Ligua. “He venido tres veces a La Ligua, y sé que posee su área textil y el mundo de los dulces. Hay una rica imagen de la artesanía, el trabajo de las manualidades, y se nota que es una ciudad que tiene un interés visual o plástico, o ideas de trabajar o cambiar su entorno con soluciones creativas. También hay problemáticas sociales como el agua, es un tema recurrente en todas las personas que habitan acá. Es un lugar con gente muy dulce”, relató.

Por su parte, Josefa Ruiz, quien en febrero culmina su residencia “Ch-60, las napas subterráneas y el metalero”, en la comuna de Panquehue, comentó que “venimos a dialogar y a escuchar lo que sucede en el territorio y hemos trabajado desde la poética que hay en Panquehue. Estamos trabajando con un grupo de adultos, y estamos creando desde lo escénico con imágenes y testimonios, para un ejercicio de puesta en escena en la Sala Cultural de Panquehue. Por otro lado, tenemos una pandilla artística con los niños y niñas de la población villa El Bosque, y con ellos hemos hecho intervenciones públicas, y estamos desarrollando un mural en la plaza de la villa”.

En tanto, Alejandro Carrión, del Colectivo Catrileo-Carrión,  contó parte de su experiencia en la población José Arellano de Cartagena.  “El proyecto nace de la Paleoduna, nace de esta condición ambiental única que tiene Cartagena, la idea es partir desde ahí, sensibilizando desde las capas más sociales. En el fondo, nosotros trabajamos con el relacionamiento afectivo a través de la palabra, con las entidades no humanas, con la Paleoduna, este ancestro que ha visto un montón de procesos humanos desde antes de la colonia hasta el estallido social. Tiene mucho que decir, es una carga de memoria viva”, explicó.

¿Qué son las Residencias de Arte Colaborativo?

Las Residencias de Arte Colaborativo son una iniciativa que busca promover la participación de la ciudadanía respecto a su propia realidad y desarrollo cultural. Su objetivo es cruzar prácticas artísticas con contextos locales y sus realidades sociales, mediante el trabajo de arte colaborativo, vinculando recíprocamente procesos desde estas lógicas de trabajo, con las prácticas locales de una comunidad específica.

Es por esto que las Residencias conciben la obra más allá de la producción o la creación de objetos estéticos, sino más bien como un proceso que busca el desborde de las prácticas artísticas, instalando una trama de relaciones en que intervienen diversos campos del conocimiento, y que, combinados a prácticas locales específicas, generan una redistribución de capitales sociales, culturales, económicos, simbólicos y comunitarios, contribuyendo así a la resolución de conflictos, la intervención y la transformación del entorno social, político y cultural de las comunidades, estableciendo una relación entre cultura, pedagogía crítica y arte.

Par conocer las Residencias de Arte Colaborativo en la Región de Valparaíso puedes ingresar a https://bitacoraresidencias.cultura.gob.cl/residencia/region/valparaiso/

Volver arriba