Violeta Parra, después de vivir un siglo
  • Proyecto de la Escuela Padre Alberto Hurtado, financiado por el Consejo de la Cultura y las Artes, a través del fondo de Fomento al Arte en la Educación, es parte de las celebraciones de los 100 años del natalicio de la cantautora nacional.

La escuela Padre Alberto Hurtado de Punta Arenas, presentó públicamente el proyecto “Violeta Parra, después de vivir un siglo”. Se trata de una iniciativa que considera una serie de conciertos enmarcados en la figura de la cantautora nacional Violeta Parra e interpretados por niñas y niños de ese establecimiento educacional.

Durante la presentación de la propuesta artística, ocurrida el martes 8 de mayo en dependencias de la casa de estudios, estuvieron presentes el director del Consejo regional de la Cultura y las Artes (CRCA), Gonzalo Bascuñán; el secretario general de la Corporación Municipal de Punta Arenas, Segundo Álvarez; la jefa del área Educación de esta entidad, Beatriz Schmidt; la directora de la escuela, Hilda Cárcamo; docentes de música que lideran la iniciativa y estudiantes que integran las orquestas de bronces, cuerdas, el coro y la banda de rock.

Para el titular del CRCA, la iniciativa que forma parte de las celebraciones de los 100 años del nacimiento de Violeta Parra, representa “un apoyo para el fortalecimiento de la Educación Pública. La presencia del arte en la educación es un factor que contribuye decididamente a mejorar la calidad de los aprendizajes y al desarrollo tanto individual como colectivo de los estudiantes”, precisó.

El profesor Joshua Obilinovic, uno de los principales artífices de esta iniciativa expresó “qué mejor que comenzar el primer semestre de 2017 celebrando los 100 años de Violeta, con nuestros alumnos, ya que ellos son los protagonistas de todo esto. Ese es el orgullo que tenemos nosotros de poder presentar a estos chicos que siendo de enseñanza básica interpretan tan bien la música. El 90% de quienes hacen posible este proyecto son los niños, es su compromiso con la actividad, con la música y la escuela”, destacó el docente junto con valorar el trabajo de los docentes que dirigen cada una de las agrupaciones musicales del establecimiento, haciendo referencia al director de la orquesta de bronces, Luis Ormeño, al director de la orquesta de cuerdas, Víctor Fuentealba y al director de la banda de rock, Christian Mancilla, quienes también forman parte de la ejecución de esta iniciativa.

“Violeta Parra, después de vivir un siglo”, es un proyecto financiado por el Consejo Nacional de la Cultura a través del fondo Fomento al Arte en Educación (FAE), que apoya iniciativas educativas que fomentan el desarrollo de las artes y la cultura en la formación de niños, niñas y jóvenes de la educación formal y no formal. El monto asignado por el FAE fue de $8.982.398 y considera un período de ejecución entre los meses de abril y junio del presente.

Las cuatro agrupaciones (coro, orquesta de cuerda, bronces y banda de rock) que totalizan 60 niñas y niños de enseñanza básica, realizarán un concierto dedicado a Violeta Parra. Se trata de catorce temas de la versátil artista, que interpretarán en una mini gira: El 18 de mayo en la escuela Padre Alberto Hurtado de Punta Arenas; el 31 de mayo, en la escuela Diego Portales de Villa Tehuelches y el 07 de junio, en el Liceo Salesiano Monseñor Fagnano de Puerto Natales.

ENTUSIASMO QUE CONTAGIA

A la hora de pedir sus opiniones, un mar de niños y niñas quisieron responder lo que ha significado esta experiencia para su vida. Leonardo Cancino, de séptimo básico, dijo que la orquesta de bronces lo hace feliz y lo divierte, en tanto explicó que gracias a ella “he aprendido a leer partituras y tocar distintos tipos de música”. Vivian Villarroel, de quinto básico, quien participa en el coro dijo que “es emocionante cantar, porque me apasiona”. Benjamín Canto, estudiante de octavo e integrante de la orquesta de bronces, comentó que “hace tres años toco instrumentos y esto es gracias a la escuela y al profesor Luis Ormeño”. Asimismo valoró el proyecto que los reúne a todos y les permite conocer la historia de Violeta Parra.

Felipe Fideli, estudiante del coro, indicó que para él significa mucho cantar libremente y poder expresarse, además le parece muy bueno el proyecto ya que podrán llevar su música y voces a otros lugares. Dajana Arenas, alumna de cuarto y que forma parte del coro, recalcó que “me gusta mucho, porque me siento feliz y me gusta cantar”. Agregó que el proyecto además le servirá para “conocer mucho más entre todos”.

 

Volver arriba