Experto expuso acerca de la formación del Cerro Dragón

El objetivo de esta exposición fue reunir a todos los representantes de los estamentos que tienen que ver con el uso y protección del Cerro Dragón, para conocer cómo se formó la duna y para planificar cómo conservarla.

Más de un centenar de personas asistieron a la charla,  “Patrimonio Geológico en Tarapacá: Duna Cerro Dragón y los vestigios del último período glacial en Iquique”, que expuso el geólogo Carlos Rodríguez, que se desarrolló en el Palacio Astoreca, la cual fue organizada por la dirección regional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Tarapacá y la Sociedad Chilena de Geología.

El objetivo de esta exposición fue reunir a todos los representantes de los estamentos que tienen que ver con el uso y protección del Cerro Dragón, para conocer cómo se formó la duna y para planificar cómo conservarla, a fin de protegerla como patrimonio geológico e identitario, de la ciudad, ya que se trata de una duna relicta, eso quiere decir que desde su formación durante la última glaciación que la duna no recibe arena manteniendo su forma gracias a las condiciones climatológicas existentes en la zona.

Para Rodríguez el conocer la duna es un gran potencial que se expresa en entender cómo era el pasado de la tierra, por otro lado dar un uso responsable y para que la gente conozca el valor del cerro, “cuando la gente conoce se educa y hace que los sitios cobren valor, porque el conocimiento de saber que es algo único en el mundo hace que la gente lo respete y lo cuide” expresó el profesional.

Uso responsable

Para el geólogo el cuidado del Cerro Dragón no paso por prohibir su acceso sino que estudiar los potenciales riegos de degradación para planificar un uso responsable, “geo turísticamente se podrían hacer rutas  para resguardar el cerro, donde los turistas podrían subir a la punta y ver el paisaje. Existen en el mundo parques nacionales que se encuentran en campos “dunarios”, donde el principal atractivo es la aridez, las vistas, donde no es restrictivo que sea un santuario de la naturaleza, al contrario esto debería llegar a una etapa donde se pueda dar un uso responsable al cerro, es un trabajo arduo pero se puede”, concluyó Rodríguez.

La directora regional del Consejo de la Cultura Milisa Ostojic, explicó que la charla es uno de los primeros pasos que la Unidad Regional de Patrimonio, que busca dar a conocer la importancia del cuidado patrimonial en la región, “el Cerro Dragón es un símbolo pero su cuidado pasa por la educación y con esta charla sentamos las bases de la necesidad de estudiar las condiciones que podrían poner en riesgo su existencia y una correcta planificación para su uso permanente”, puntualizó.

Volver arriba