Teatro chileno fue ovacionado por más de 30 mil espectadores en el Festival Mirada de Brasil

Como exitosa fue catalogada la participación de la delegación chilena que presentó lo mejor del teatro nacional en 14 funciones, con las salas completamente llenas.

La primera noche de Mirada, el Festival Iberoamericano de Artes Escénicas de Santos, marcó el éxito que tendría la presencia nacional en tierras brasileñas. Chile fue país invitado de honor de esta tercera edición del encuentro y abrió con la obra “La Imaginación del Futuro”, de la compañía La-Resentida, que repletó el  teatro con más de mil asistentes, quienes aplaudieron de pie al finalizar la función.

El director del Festival Iberoamericano de teatro de Cádiz e integrante del directorio del Festival Mirada, Pepe Bablé, estuvo presente durante todo el festival y sólo tuvo elogios para la comitiva nacional. “Soy un gran seguidor del teatro chileno, me encanta. Cuando tuve que escoger mi selección para este festival, fue muy fácil entre tanta oferta buena, lo difícil fue dejar obras fuera”, concluyó.

Hoy, cuando la delegación nacional ya está de regreso en Chile, evalúan la experiencia y el reconocimiento recibido.

Para la coordinadora del Área de Teatro del Consejo de la Cultura, Lucía de la Maza, el festival fue un éxito, ya que Chile fue ovacionado por más de 30 mil asistentes que repletaron las salas de teatro. “Como Consejo de la Cultura estamos muy honrados de esta invitación, en la que se seleccionaron obras tan diversas. Este es el inicio de una “mirada”,  y esperamos que sea una ventana para que se conozca más de nuestra creación local”, finalizó.

El director de la compañía “Viaje Inmóvil”, Jaime Lorca, destacó que fue muy atractivo y enriquecedor viajar con este grupo de artistas tan distintos. “Fue una gran experiencia para nosotros y sin duda, para los espectadores de Brasil que vieron un abanico de nuestra creación local, que es tan heterogenia”, puntualizó.

Cristián Plana, director de la obra “Castigo”, comentó que recibió muy buenos comentarios de espectadores y técnicos de la participación chilena en Mirada. “Quedé con una muy buena percepción sobre la recepción que tuvieron los espectáculos chilenos. La delegación que participó fue bastante diversa que lo hizo muy atractivo desde la diferencia”, concluyó.

Por su parte, el crítico de teatro Miguel Aranjo Prado, condecoró a la delegación chilena con el titular “Chile marca Mirada 2014 con teatro potente”.

El Festival se realizó desde el 4 al 13 de septiembre, y se presentaron 7 obras nacionales, escogidas por la selección curatorial del Festival Mirada.

Dichas obras fueron “Otelo” de Viaje Inmóvil, dirección Jaime Lorca; “La imaginación del Futuro” de La Re-Sentida, dirección Marco Layera; “La Reunión” de Teatro en el Blanco, dirección Trinidad González; “Jardín de los Cerezos” de Teatro Camino, dirección Héctor Noguera; “El Húsar de la Muerte” de la Patogallina, dirección Martin Erazo;  “Castigo” del director Cristian Plana; “El hombre venido de ninguna parte” de la Gran Reyneta, dirección Mario Soto, montajes que contaron con el patrocinio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Volver arriba