“Tres Tristes Tigres” de Raúl Ruiz revive en los Jueves de Cine en la Embajada en Italia

La sala Pablo Neruda será el punto de encuentro con este clásico del más internacional de nuestros cineastas.

Prosiguen los Jueves de Cine en Roma, un homenaje a los clásicos del cine chileno. Esta semana, “Tres tristes tigres”, un hito radical en la filmografía nacional, manifestó Antonio Arévalo, agregado cultural de Chile en Italia en las palabras preliminares de presentación del filme.

Raúl Ruiz nació en Puerto Montt en 1941 y falleció en París en el año 2011. Autor de grandes narraciones fílmicas como “Diálogo de exiliados”, “Las tres coronas del marinero”, “La ville des pirates”, “La vida es sueño”, “La isla del tesoro” Klimt”, por nombrar solo algunas de sus célebres obras.

En “Tres tristes tigres”, Tito -un simplón e irresponsable provinciano- llega a Santiago, para ponerse a las órdenes de Rudy, un arribista negociante de automóviles. Durante un fin de semana, mientras Rudy espera que Tito llegue con los documentos necesarios para cerrar una venta, éste, en lugar de entregárselos, se dedica a farrear con su hermana Amanda, una estriptisera que en sus ratos libres oficia de prostituta. Aparece un profesor de Angol que se une a la parranda. Los personajes buscan una felicidad utópica entre bares, callejuelas y hoteles de mala muerte.

A pesar de ser una de las películas chilenas más alabadas de la historia (elegida más de alguna vez como la mejor película de todos los tiempos), se estrenó con un éxito relativo de público (17.771 espectadores) y escasa repercusión crítica. Tras el golpe militar de 1973 y con Ruiz en el exilio, la película fue convirtiéndose en mito y recién se pudo ver nuevamente en Chile en 1993, en el marco del Festival de Cine de Viña del Mar.

Un entusiasmo renovado para un filme que fue encontrado casualmente en la Cineteca Uruguaya, la cual se copió y restauró para preservar el filme en Chile.

Volver arriba