En Concepción y Chillán desarrollarán jornadas para reformular Política Nacional del Libro y la Lectura

Las jornadas buscar abordar el principal problema que enfrenta el mundo de las letras, para integrarlo a la nueva política que estará vigente entre el 2014 al 2020, incluyendo ámbitos como fomento de la lectura, creación literaria, industria e internacionalización, patrimonio, institucionalidad, libro digital y lectura en la educación.

En Concepción y Chillán se desarrollarán jornadas de actualización de la Política Nacional del Libro y la Lectura, iniciativa que se desarrolla en todas la regiones del país, y convoca a escritores, editoriales, académicos, bibliotecarios, gestores culturales y representantes de instituciones públicas y privadas de la región, con el fin de que se involucren en una necesaria discusión dado el evidente déficit lector en la sociedad chilena.

Las jornadas están programadas para el sábado 27 de septiembre, en la Corporación Cultural Artistas del Acero, en Concepción; y en Chillán, para el 29 del mismo mes, en la Biblioteca  Pública Nº 10 “Arturo Matte Alessandri”.

La directora regional del Consejo de la Cultura, Marcia Orellana, relevó la importancia de esta instancia de participación, donde los principales actores involucrados en la industria del libro y la lectura podrán compartir su visión y experiencia para desarrollar este ámbito de la cultura. Enfatizó que “la lectura  es esencial para  alcanzar las competencias mínimas necesarias para  vivir en el mundo actual.  Es una  actividad fundamental en el desarrollo de la imaginación y creatividad, en el aprendizaje y conocimiento del lenguaje, y en el cultivo de la capacidad de expresar ideas y desarrollar un pensamiento crítico”.

El objetivo de las jornadas es discutir y reflexionar sobre los principales problemas que enfrenta el fomento lector, cuyo análisis será integrado a la nueva política que estará vigente entre el 2014 al 2020, abordando ámbitos como el fomento de la lectura, creación literaria, industria e internacionalización, patrimonio, institucionalidad, libro digital y la lectura en la educación.

Como dato duro, el 60% de los chilenos carece de hábitos lectores. En el nivel socio económico bajo, sólo el 18% de las personas lee libros,  y los chilenos mayores de  15  años  leen 1,08  libros al  año  en  promedio. Por  otra  parte, evaluaciones internacionales dan cuenta del hecho que el 20% de los estudiantes chilenos no alcanza  el nivel más básico de comprensión de lectura. A su vez, un 78% de los estudiantes chilenos carece  del nivel de lectura necesario para  insertarse satisfactoriamente en el mundo de hoy.

Es por eso que las reuniones programadas para el 27 y 29 de septiembre son importantes para compartir criterios para actualizar o reenfocar la Política Nacional del Libro y la Lectura que lanzará líneas programáticas hasta el 2020. La invitación es extensiva, en cualquiera de las dos instancias, para los que se interesen en el tema y deseen aportan a la discusión.

Volver arriba