U. de Chile, UMAG y Consejo de la Cultura se unen para retomar tradicional Escuela de Temporada

Con actividades simultáneas en Porvenir, Puerto Natales y Punta Arenas

Un fuerte llamado a fortalecer el trabajo conjunto entre las universidades del Estado e instituciones públicas, con miras a descentralizar el conocimiento y potenciar la vinculación con la ciudadanía, marcó la jornada inaugural de la Escuela de Temporada de Magallanes “Diálogos entre territorios, ciudadanía y derechos humanos”.

La actividad, que se desarrollará hasta el viernes de esta semana, contempla la realización de más de 40 talleres, diálogos y jornadas de perfeccionamiento gratuitas a cargo, principalmente, de destacados académicos y premios nacionales de la Universidad de Chile, a los cuales se suman pares de la Universidad de Magallanes.

En las dependencias del emblemático Liceo Experimental de la UMAG, autoridades de ambas casas de estudios, del Consejo Regional de la Cultura (CRCA) y de otras reparticiones públicas, junto a profesores regionales y algunos alumnos de los talleres, participaron de la inauguración de una nueva versión de este evento. La ceremonia contó con la interpretación del destacado guitarrista y compositor Luis Orlandini, además del Ballet Nacional Chileno (BANCH).

Para Faride Zeran, Vicerrectora de Comunicaciones y Extensión de la Universidad de Chile, la Escuela de Temporada marca un hito en la alianza entre la Universidad de Chile, la UMAG y el CRCA. Además, da un paso trascendental en la descentralización del saber. “La Escuela de Temporada es una invitación a democratizar y articular conocimiento y además, es  descentralizar; es apoyar a las regiones en sus necesidades, en sus intereses, en sus sueños, en sus esperanzas y en sus expectativas. Es en ese sentido que nuestras universidades y el Consejo tienen un rol fundamental”.

Además, Zeran destacó el hecho de que esta iniciativa sea impulsada por tres instituciones públicas, lo que habla de “un deber y un fuerte compromiso por parte de las universidades públicas y del Estado por abrir el debate y crear los espacios de diálogos y encuentros para las y los chilenos”, señaló.

El Vicerrector Académico de la Universidad de Magallanes, José Maripani, valoró la importancia de esta iniciativa: “Es un sueño para las universidades del Estado poder volver a tener una estructura que, en términos reales, pueda generar un vínculo que recorra todo el país, y donde los conocimientos puedan ser transmitidos desde el norte de nuestro país hacia el sur”.

En tanto, el Director del Consejo Regional de la Cultura y las Artes de Magallanes – entidad que financia la mayor parte de la actividad – valoró la alianza entre las instituciones destacando el avance en la reducción de inequidades en nuestro país. Según Gonzalo Bascuñán, “ésta es una apuesta que por misión tiene el Consejo de la Cultura y las Artes, por cuanto significa un avance por reducir las brechas de acceso al conocimiento, al goce estético y a los bienes culturales y artísticos en general. Entonces, esta alianza entre entidades públicas, como son la Universidad de Chile y la Universidad de Magallanes, es el camino correcto para poder seguir avanzando en la reducción de diferencias y de inequidades sociales”

La Escuela de Temporada de la Universidad de Chile comenzó en el año 1936 con Amanda Labarca, destacada escritora, profesora, embajadora y política chilena. Tras su interrupción en dictadura, se retomó el año pasado en la Región de Aysén y este 2016 en la Región de Magallanes. En tanto, la UMAG desarrolló esta actividad a lo largo de la década del ’70, para después interrumpirla hasta el verano de 2015, cuando se retomó la actividad en la comuna de Punta Arenas.

Actividades para todo Magallanes

La primera jornada de este encuentro se inició en la capital regional de Magallanes con el taller «Pewma Dungun, palabras soñadas», impartido por la profesora Maribel Mora, en el que participaron escolares desde los ocho años hasta adultos. «Creo que la experiencia fue intensa; fue una experiencia de interculturalidad efectiva. Logramos trabajar desde el pensamiento y la cosmovisión mapuche y con la de los participantes de la actividad, con sus propias historias, temores, proyecciones en la vida», explicó sobre este espacio del que los participantes relevaron la oportunidad de «aprender y de expresarse, estéticamente, desde el dibujo y la poesía».

«Es un aporte, por cierto, que la Universidad de Chile lleve a sus académicos, pero es un aporte enorme para los que venimos lo que aprendemos de estos espacios, lo que nos permite seguir trabajando como Universidad en función de un país que es diverso, multicultural, y que tiene costumbres y formas de relacionarse que son distintas», destacó además la académica.

En la misma línea, la encargada de la Oficina de Oportunidades de Género y Equidad, Carmen Andrade, valoró que este tipo de iniciativas son «un aporte a las regiones, pero la Universidad también gana mucho porque también se nutre de esa experiencia», al mismo tiempo que «cumple su rol público, no sólo en materia de docencia, sino que también de extensión, como una Universidad comprometida con su país».

Ella junto a Patricia Retamal dictaron el curso «Violencia de género y Derechos Humanos», en el que participó, como relató Andrade, «un público muy variado: habían estudiantes universitarias, una jueza de la Corte de Apelaciones, profesionales de los centros que trabajan temas de violencia, de organizaciones de derechos humanos, una convocatoria amplia y además mixta», instancia que fue seguida de un espacio de discusión «de cómo se da el tema de violencia en la región, del que surgieron ideas y nuevas iniciativas».

Otra de las actividades del día que se realizó en Punta Arenas fue «Identidades sonoras: raíces desde las cuerdas», a cargo del profesor de la Facultad de Artes, Luis Orlandini, en el Conservatorio de la UMAG. Fue un diálogo abierto «sobre música y los aspectos sociales y culturales que conllevan y al mismo un taller sobre música, desde el punto de vista de la percepción y el conocimiento», según explicó el académico.

A 250 kilómetros de la capital regional, en Puerto Natales, fue que el profesor Fabián Retamal dictó el curso «Gestión cultural y organizaciones culturales», al que asistieron desde estudiantes de educación media hasta pensionados. «Abordamos el tema con un público bastante heterogéneo y desde diversos tópicos, especialmente la responsabilidad de las organizaciones civiles en el planteamiento de agenda de políticas culturales», explicó el académico. «Quedamos con una sensación bastante grata de escuchar a los más jóvenes y ver que existe interés por estas temáticas», agregó.

Una vez concluido este taller, la Vicerrectora de Extensión y Comunicaciones de la Universidad de Chile, Faride Zeran, junto a Gonzalo Bascuñán, Director del Consejo Regional de la Cultura y las Artes de Magallanes, realizaron una donación de cuatro ejemplares del libro «[Re] vuelta MISTRAL» a la biblioteca pública de Puerto Natales Ricardo Krueger, publicación que tendrá su lanzamiento regional este martes a las 12:00 horas en las dependencias de la Instituto Antártico Chileno.

La jornada en la provincia de Última Esperanza terminó con la exhibición de la película «El Botón de Nácar», del documentalista Patricio Guzmán, seguida de un diálogo encabezado por el profesor Manuel Guerrero y Natalia Sánchez, de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones.

Finalmente, la comunidad fueguina pudo disfrutar del taller ¿Cuántos pares son tres moscas? La matemática que siempre ha estado con nosotros, los humanos, impartido por el destacado académico y Premio Nacional de Ciencias Exactas 2011, Patricio Felmer.

Las inscripciones para participar de las actividades de la Escuela de Temporada continúan abiertas en el portal www.escuelatemporadamagallanes.cl y en la oficina del CRCA, ubicada en Pedro Montt N° 809, Punta Arenas. A cada participante se le entregará un certificado de asistencia.

Volver arriba