Orquesta de Cámara de Chile se presenta bajo la dirección de Carlos Vieu en Arica y Parinacota
  • Director trasandino encabezó recientemente la monumental ópera “Aida” de Verdi, durante los festejos por los 110 años del Teatro Colón de Buenos Aires, y esta semana realizó presentaciones con el elenco estable del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, en Santiago.

Justo antes de empezar con los ensayos para las presentaciones de esta semana junto a la Orquesta de Cámara de Chile -elenco estable del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio- en Santiago, el director argentino Carlos Vieu culminó una serie de siete conciertos de la famosa obra de Giuseppe Verdi, junto a la orquesta, ballet y coro del afamado Teatro Colón de Buenos Aires, para festejar así el centésimo décimo aniversario del principal escenario lírico latinoamericano.

“Lo de Aida fue un privilegio. No solo se trató de dirigir una mega producción con elenco internacional de cantantes, sino que significaba el 110 aniversario de la inauguración del Teatro Colón. Para mí fue un honor haber sido designado director musical”, dice Vieu, quien encabezará las presentaciones de la Orquesta de Cámara de Chile en la Región de Arica y Parinacota, el próximo 19, 20 y 21 de junio, en Poconchile, Codpa y Arica, respectivamente.

Antes, la agrupación realizó una parada por la Región Metropolitana, con conciertos en Las Condes (miércoles), Independencia (jueves) y Ñuñoa, este viernes 15 de junio, a las 20.00 horas, en el Teatro Municipal.

Todos los conciertos son con entrada liberada.

Vieu explica sus criterios para el diseño del repertorio: “La obertura de Las Bodas de Fígaro de Mozart, es una de las piezas más famosas de la literatura musical, fresca y virtuosa, ideal para el espíritu de esta orquesta. Charles Gounod, autor de La Pequeña Sinfonía de vientos, celebra este domingo 17 de junio, 200 años de natalicio; pero más allá de eso, es una obra ideal para el lucimiento del excelente equipo de vientos que tiene la OCCH”, dice.

Así también, agrega que “la Sinfonía n°104 de Haydn, llamada Londres, es la última de una copiosa lista, de quien fue llamado Padre de la Sinfonía. Su número de opus habla por sí solo de la prolífica y magna producción del compositor austríaco. En lo personal, fue la primera obra que dirigí en Chile, cuando era estudiante en un curso en Concepción, y hacerla en la madurez de la carrera, me trae gratos recuerdos”.

Volver arriba