Homenaje a desaparecidos y rescate de patrimonio subacuático forman parte de nuevo ciclo del Centex

Centro de Extensión del Consejo de la Cultura inauguró su nuevo ciclo programático titulado “La memoria”, compuesto por cuatro exposiciones que abordan desde distintas miradas el ejercicio de la recordación.

El casco invertido de una embarcación que soporta seis vitrinas, con una selección de artefactos y fotografías submarinas dan vida a “Mar y memoria del Puerto”, exposición que muestra el trabajo investigativo realizado durante más de 10 años por la oficina de arqueología marítima ARKA y que recibe a quienes desde este jueves ya pueden visitar el Centro de Extensión del Consejo de la Cultura (Sotomayor 233, Valparaíso), para ser testigos de su nuevo ciclo programático denominado “La memoria”.

“Sentíamos que si bien se había avanzado mucho en términos de investigación, no era suficiente en términos de socialización. Queremos sacar la información de esos círculos tan restrictivos y dar a conocer el patrimonio cultural subacuático de la bahía de Valparaíso, que muchas veces suena como algo interesante a nivel retórico, pero nadie sabe bien de qué se trata”, dice Diego Carabias, director de ARKA.

Los proyectos de arqueología subacuática fueron desarrollados en tres sitios en particular: El Infatigable (1855), buque de la Armada de Chile; el Muelle Fiscal o de la Aduana, primera gran obra portuaria de Valparaíso; y un naufragio conocido como “Las Locitas”, ubicado en el sector del Bajo del Buey, frente a playa Carvallo. Armamento, vestuario, instrumentos de navegación y elementos de uso personal son parte de la muestra que nos lleva a conocer y recorrer el patrimonio escondido bajo el mar de la costa de Valparaíso.

Buzón de voz

Gabriel Holzapfel (en coproducción con Tsonami Arte Sonoro) presenta su intervención “Sobre”, que toma como puntos específicos de interés tanto la historia del edificio que alberga al Consejo de la Cultura (ex Correos de Chile), como a las víctimas de la dictadura militar. Uno de los atractivos es la micro-instalación “Buzón de voz”, teléfono que al levantarlo revela tres testimonios de la época, contados por sus propios protagonistas: un ex funcionario de Correos de Chile, una exiliada y su padre.

“Este trabajo fue una apuesta, porque aunque en principio me invitaron a participar con la intervención del teléfono, finalmente decidimos agregar otros elementos y entregar este testimonio, que incluye también mis propias experiencias familiares. Ésta es una vitrina para mostrar mi trabajo, poner el tema en boga y visibilizar cosas que pasaron, de manera que la gente pueda reflexionar en torno a un tema que para mí es muy importante”, dice Holzapfel.

“Sobre” incluye también un fardo de 3.216 cartas en blanco que cuelgan desde el techo del hall central del Centex, número que corresponde a la cantidad de víctimas de “Desaparición forzosa y ejecutados políticos”, según el último informe del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior. Debajo está “Nosotros”, ruma de restos de goma de borrar, es decir, todo lo que quedó de la escritura después de ser eliminada.

En el Centro de Extensión está disponible también “Los tíos del diablo”, serie fotográfica donde Demian Schopf trabaja el retrato de bailarines de la fiesta de La Tirana (Chile) y de los carnavales de Oruro y El Alto (Bolivia).

Fueron esporádicamente dos años de trabajo, viajando a estos lugares que, según explica, “me escogieron a mí y no al revés, porque en principio yo quería hacer foto de los bailarines en sus casas, pero cuando llegué me di cuenta que estaban estos basurales muy cerca de la ciudad. Quise sobreponer en una misma imagen dos elementos que aunque parecen lejanos, cohabitan bastante”.

Por su parte, en el Gran Vidrio se exhibe la muestra de la artista visual Klaudia Kemper, “Inmersión”, compuesto de imágenes que se combinan como fragmentos de un rompecabezas. “Es una mirada retrospectiva, autobiográfica, donde se rearman y remontan obras que implican un proceso de vida. Traerlo a Valparaíso es bastante significativo, porque está en el contexto de un ciclo dedicado a la memoria individual, pero también colectiva e histórica que a todos nos atañe”, comenta la artista.

Las exposiciones estarán disponibles hasta el 31 de octubre y todas son con entrada liberada.

Mediación artística

Centex nuevamente incorpora a su oferta un área de mediación, en la que se entiende la educación artística y cultural como esencial para el desarrollo integral tanto de estudiantes, jóvenes y adultos. Por eso, además de un dispositivo interactivo en el zócalo, se ha preparado un cuadernillo con actividades para el profesor, que abarcan desde el campo del arte hasta otros aspectos de la cultura, la sociedad y las ciencias, diseñado especialmente para despertar la curiosidad, estimular la creatividad y facilitar la apreciación de las exposiciones, que en esta oportunidad tiene que ver con la memoria.

De esta forma, la visita se convierte en una experiencia significativa y gratificante para niños y adultos.

Volver arriba