Francisco Valdés inicia el 2014 en Galería Gabriela Mistral

El artista chileno residente en Reino Unido, presentará pinturas en gran formato, que remiten a visualidades propias de la modernidad, desplazándose entre figuración y abstracción.

La Galería Gabriela Mistral inicia con la exposición “Tempera”, de Francisco Valdés, su programación 2014. La exposición se inaugura el 25 de abril y estará abierta a público de lunes a viernes, de 10:00 a 19:00 horas, en la galería ubicada en Avenida Libertador Bernardo O’Higgins 1381, Santiago. La entrada es liberada.

El artista nacional se caracteriza por la gran versatilidad de su proyecto visual; evitando amarrarse a un formato, es autor de pinturas, dibujos, video animaciones, fotografías y acciones de arte. A través de esta movilidad constante y a la vez permeabilidad a los más diversos saberes y formas de hacer, Valdés formula su propia posición frente al arte y sus sistemas. Se resiste a ser incorporado a formas fijas y se empeña en explorar la interacción de distintas modalidades de representación, así como sus códigos de lectura.

Valdés define esta opción como “un estado de porosidad o condición abierta, que me permite la incorporación de nuevas relaciones a las configuraciones de obras y con las que aspiro a dar cuenta de la forma en que el contexto las afecta y es afectado por ellas…En esta obra, como ocurre en muchos de mis trabajos, la suma y resta de elementos espaciales y temporales revelan aspectos paradojales, desconocidos u olvidados de la imagen apropiada y, junto a ello, re-activan la percepción y el entendimiento de su entorno”.

En “Tempera”, muestra que será inaugurada el próximo 25 de abril, reflejará la orientación que ha tomado su trabajo en el último tiempo, con pinturas de gran formato, cuya visualidad se desplaza entre la figuración y la abstracción. Valdés llega a la elaboración de estas imágenes producto de su observación de los imaginarios vanguardistas del siglo XX. Imágenes que remiten a cubismo, constructivismo, postimpresionismo, dadaísmo, informalismo, abstracción y las diversas líneas del expresionismo.

En ese marco, se deja iluminar por tres referentes pictóricos de América Latina: el brasileño Hélio Oiticica (1937), el venezolano Armando Reverón (1887-1954) y el español radicado en Chile, José Bálmes, ganador del Premio Nacional de Artes en 1999. De este modo, busca explorar la especificidad latinoamericana en la visualidad pictórica. Valdés destaca a estos artistas por lograr rearticular un entendimiento propio de la Modernidad y reconfigurar nuestra relación, como continente, con un entorno local.

Volver arriba