Debaten sobre los grandes desafíos de la literatura nacional
  • Hacer más accesible la lectura a las nuevas generaciones y mantener la producción literaria son dos retos que deben enfrentar los escritores.

Como una forma de fomentar la lectura e invitar a reflexionar respecto de la situación actual de la literatura nacional y regional, el Festival ARC 2017 incluye varias actividades en su programa, que contaron con la presencia de gran cantidad de personas, tanto aficionados a la lectura, como cultores de la prosa y la poesía.

“Desarrollo de la Narrativa en la Provincia de Elqui”, se realizó en la sede del Colegio de Profesores de La Serena, permitiendo generar un interesante debate en torno a la producción literaria regional y cómo ésta se hace accesible a las personas. Luis Aguilera, escritor, narrador, también Concejal de la comuna, y Secretario General de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), organización que fue una de las protagonistas de ambos conversatorios, valoró la oportunidad que el Festival ARC da a los cultores de la región de Coquimbo de mostrar su arte y a la comunidad de acceder a la creación artística. Aguilera destaca que “se llega a las quince comunas y eso es importante. Llegar a los pueblos más apartados que no tienen la posibilidad de llegar a los grandes centros urbanos es un gran mérito”.

ABRIR LA LITERATURA A LAS NUEVAS GENERACIONES

Para Aguilera, no sólo la Sociedad de Escritores de Chile, sino que todos los escritores chilenos hacen grandes esfuerzos por mantener la educación y el interés en la literatura y satisfacer la necesidad de hacer más accesible la cultura y la literatura en general a las nuevas generaciones. Sin embargo, existen grandes desafíos en los que se debe avanzar. Uno de ellos es que se requiere fortalecer la política de Estado para que, en palabras de Aguilera, se trabaje con los jóvenes desde enseñanza básica, media y universitaria y que, además, haga accesibles los libros y la creación literaria a todos.

GRANDES DESAFÍOS

En este sentido, Aguilera reflexiona y plantea “¿cómo llegamos a los jóvenes y los entusiasmamos a leer?, poniendo los libros más baratos. Hoy en Chile, un libro es más caro que un litro de vino y una cajetilla de cigarros. Antes, era al revés y cada casa tenía una mini biblioteca, al menos treinta libros y el niño se acostumbraba a tomar y leer los libros y éstos ya eran parte de la casa”. Aquí el problema es de fondo, pero creo que hay que tomar responsabilidades. Como escritores, escribimos y publicamos, con todas las dificultades derivadas de la falta de lectura y comprensión lectora y hemos seguido colaborando y creemos que las cosas pueden mejorar, pero sí, creemos que falta compromiso del Estado”, indicó el escritor.

De la actividad participó la Directora Regional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Daniela Serani, que aprovechó la oportunidad de compartir con los artistas y escuchar atentamente el diálogo en el lugar. “Como Consejo estamos muy comprometidos con el desarrollo de iniciativas que apunten masificar el gusto y placer por leer. Nuestro Plan de Fomento Lector trabaja a nivel nacional para generar actividades que impulsen la lectura e inviten a la comunidad a conocer directamente los beneficios de leer”, comentó Serani, valorando todas las instancias literarias y reflexivas que contempla el programa del Festival de las Artes 2017.

Volver arriba