Con función gratuita y artistas regionales este sábado 7 celebramos el Día del Circo Chileno en Valdivia
  • La conmemoración fue instaurada por ley el primer sábado de septiembre y en Los Ríos es coordinada por la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio con la colaboración del Centro de Experimentación Escénica de Valdivia.

Fue en abril pasado que el circo tradicional fue ingresado al Registro de Patrimonio Cultural Inmaterial de Chile, reconociéndose así como poseedor de una identidad propia, entre otros elementos, caracterizada por la tradición familiar, su carácter itinerante y la trasmisión de conocimientos, técnicas y tradiciones de generación en generación. Pero su reconocimiento viene desde hace tres años, cuando mediante ley el primer sábado de septiembre fue instaurado como el Día Nacional del Circo Chileno.

Atendiendo a la tradición, en Los Ríos la celebración a cargo de la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, se realizará el sábado 7 de septiembre, a partir de las 16 horas, en el gimnasio San Pedro, ubicado en las calles Santa Adela con Santa Doris, en la población San Pedro, en Valdivia.

La función contará con la participación de cerca de una veintena de artistas regionales y nueve números que incluyen acrobacias aéreas con elementos como tela y cintas; malabares, danza acrobática, equilibrio de manos y payasos.

“Creo que hoy como Ministerio de las Culturas hemos dado al circo el realce que se merecía y es por eso que convocamos a toda la comunidad a una gran fiesta ciudadana este sábado 7. Además, en línea con lo que hemos venido haciendo de favorecer los accesos y atender al llamado del Presidente Piñera de democratizar la cultura, quisimos hacerlo en una población emblemática donde también hay muchos niños que podrán acceder a esta varieté con artistas regionales, con una valoración al circo tradicional chileno y completamente gratuita. Hacemos un llamado a las familias para que asistan a ver un espectáculo de primer nivel, porque de verdad el movimiento circense local es de muy buena calidad”, señaló el Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Helmuth Palma.

El educador y artista circense Cristian Provoste, el payaso Chungungo, será uno de los presentes en la gala. “El circo es un gran círculo, es nuestro ruedo, es nuestra pista de escenario donde se realiza un espectáculo familiar y extraordinario, donde la gente va a ver cosas extra-cotidianas. Nosotros vamos a ir a sorprenderlos con un montón de trucos, cada uno tiene sus propias rarezas que quiere presentar”, indicó.

Si bien la celebración apunta a destacar al circo tradicional, el Seremi de las Culturas precisó que el espectáculo que se verá en Valdivia incluye una fusión con el nuevo circo, atendiendo a las particularidades de la escena local. “Hoy día este nuevo circo también es parte de la celebración, por tanto los artistas regionales tienen cabida. Recordemos que tenemos muchas familias de circo en el sur de Chile, pero particularmente en Valdivia, no tenemos. Por lo tanto, hoy día se produce que este nuevo circo ha hecho carne de este circo tradicional, que si bien es cierto tal vez no cuenta con una tradición familiar, pero sí mantiene el espíritu”, sostuvo.

Las agrupaciones participantes son Circo Lluvia, Circo UACh, Academia Fantasía, Circo Austral, Centro de Experimentación Escénica y Circochayuyo, y artistas como Harry, Dada, Mimolás, el payaso Chungungo y el reconocido malabarista Jorge Casas, Sureño.

Los números a presentar responden a una selección realizada tras la convocatoria abierta de la Seremi de las Culturas, con el objetivo de levantar una celebración en alianza con el sector de las artes circenses regionales, para lo cual cuenta con la colaboración del Centro de Experimentación Escénica de Valdivia (CEE), organización que además tiene a su cargo las coordinaciones técnicas de la producción y el espectáculo a través de Francisco Arrázola, director Área de Circo; Alluitz Riezu, productora y coordinadora, e Ignacio Díaz, director del CEE.

Patrimonio inmaterial de Chile

El circo con tradición familiar, da cuenta de una identidad propia, que considera una gran variedad de conocimientos, técnicas, prácticas, y tradiciones que han sido transmitidos de generación en generación por más de 200 años en los que ha estado presente en Chile. Este modo de vida, asociado a un arte del espectáculo, itinera casi todo el año por el país y sin embargo define una comunidad con una fuerte pertenencia y cohesión que conforma un espacio cultural único, móvil y dinámico muy arraigado a la tradición y a la estructura familiar.

El circo de tradición familiar se estructura en una espacialidad e icónica propia, asociada a la carpa, la pista, las casas rodantes, entre otros. En estos espacios tiene lugar la función y la vida en general, definiendo un espacio cultural comprendido como trashumante.

La comunidad circense está conformada por familias y clanes familiares, que se desempeñan o se han desempeñado en este arte del espectáculo y que por ende consideran este modo vida aclanado, protector de sus tradiciones, valores y modo colectivo de vida fuertemente solidario.

La comunidad circense es multifuncional y, por tanto, sus integrantes van cambiando de oficio según la edad. En ella se integran mujeres, hombres, niñas y niños, quienes realizan la práctica desde temprana edad, asumiendo diversos roles en las distintas etapas del ciclo vital.

Los saberes y técnicas se transmiten mediante la oralidad y asociados a la práctica, de generación en generación, principalmente entre familias consanguíneas, resguardando esta transmisión como parte de su modo de vida.

Volver arriba