Con estreno de documental “Niña Sombra” se inicia temporada 2017 del programa MiraDoc
  • A partir del 6 de abril llega a salas de Arica a Punta Arenas el premiado film dirigido por María Teresa Larraín, cineasta chilena radicada en Canadá. La historia, de tipo autobiográfico, aborda el drama vivido por la propia directora de la película, quien va perdiendo irremediablemente la visión hasta quedar prácticamente ciega.

  • La realizadora visitará la zona para encontrarse con el público y profundizar sobre su obra, el viernes 7 en Ovalle y el sábado 8 en La Serena.

Mientras edita su última película en Toronto (Canadá), la cineasta chilena María Teresa Larraín comienza abruptamente a perder la vista, producto de un defecto congénito. Ese es el punto de partida de “Niña Sombra”, documental en que la cineasta retrata su irreversible camino hacia la ceguera y el nuevo mundo al que debe adaptarse. A través de conversaciones con otros no-videntes, de la relación con su familia y de recorridos por el centro de Santiago, la realizadora narra su viaje interior al tener que enfrentarse a esta discapacidad.

La cinta será estrenada a partir del 6 de abril en salas de todo el país, como parte del quinto ciclo anual del programa MiraDoc, destinado a la difusión del documental chileno. En la Región de Coquimbo, la cinta será exhibida en el Teatro Centenario de La Serena (Cordovez 391) los días 6, 7, 8, 13, 14 y 15 de abril, en horario de las 20:00 horas, y en el Centro Cultural Municipal de Ovalle (Independencia 479) en las jornadas del 7, 13, 20 y 27 de abril, siempre a las 19:30.

Además, en esta ocasión la propia directora se presentará en ambas salas, para sostener encuentros con el público. Lo hará en las funciones del viernes 7 en Ovalle y del sábado 8 en La Serena.

Larraín comenta que hizo esta película “por desesperación” frente a lo que le estaba sucediendo. “Recuerdo que, cuando era niña, mi mamá  me llevó al oculista por primera vez, y el doctor nos dijo que yo había heredado la condición de mi madre, miopía progresiva, y que un día como ella yo me quedaría ciega. Los árboles parecían serpientes, y en vez de caminar, la gente parecía flotar en el aire, como una pintura de (Marc) Chagall. Caminé con mi bicicleta hasta el doctor y él me dijo que tenía degeneración a la mácula, me dijo que la condición se iba pasaría al otro ojo y que iba a perder la vista”.

Al descubrir que no volvería a ver, la directora decidió aislarse para vivir sola su dolor y cerrar las puertas de su pasado, convencida que nunca más podría trabajar como artista. No obstante, la muerte de su madre la traería de vuelta a su Chile natal, el cual abandonó hace 30 años. Allí, caminando por las calles de Santiago, conoció a Andrés Albornoz (el “Hombre Pájaro”), personaje que la llevaría a encontrarse con un mundo distinto: el de los vendedores ambulantes ciegos de la Alameda. Este encuentro cambió profundamente su vida.

“Me encontré por primera vez en un mundo distinto, donde la gran mayoría son discapacitados, donde ser ‘diferente’ es lo normal”, relata.

ADENTRARSE EN LA NIEBLA

Acostumbrada al mundo de los videntes, la directora reconoce que percibía el mundo más que nada a través de sus ojos. “Era tan prevalente en mí esta manera de aproximarme al mundo que confundía la palabra ‘ver’ con la palabra ‘conocer’. Decía que ‘conocía’ a una persona cuando la había visto; pero eso era una falacia, una ilusión, porque a veces para conocer a alguien necesitamos cerrar los ojos”, relata.

Debido a esto, Larraín explica que lo más difícil no fue filmar con poca visión, sino que “encontrar mi punto de vista como directora”.

“A veces para conocer realmente a las personas, debemos apagar la luz, alejarnos de aquello que nos distrae, aquello que nos aleja de la esencia de las cosas”, explica. “La luz se fue apagando de a poco y a medida que me adentraba en la niebla, me fui dando cuenta que aún había explosiones de luces, formas, color y movimiento. Entró a mi mundo el sonido, incluso el tacto, que también puede expresarse en una película”, sentencia.

El programa MiraDoc es una realización de la corporación ChileDoc, financiada por el Programa de Intermediación Cultural 2016 y el Fondo de Fomento Audiovisual 2017 del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Volver arriba