Siete instituciones públicas firman convenio para poner en valor y proyectar a Lota como Sitio de Patrimonio Mundial
  • El objetivo es promover el desarrollo integral de la comuna a través de la planificación y ejecución conjunta de acciones para avanzar en un plan de manejo y en la recuperación de construcciones asociadas a la faena minera y la historia local.

Tras una visita por las construcciones industriales del Monumento Histórico Sector de Chambeque, uno de los puntos neurálgicos del proceso de extracción del carbón y de la historia y patrimonio lotino, se dio lugar a la ceremonia de firma del Convenio de Colaboración para la elaboración y desarrollo del “Plan Lota, hacia un Sitio de Patrimonio Mundial” que suscribieron siete instituciones públicas: la Subsecretaría del Patrimonio Cultural del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, la Corporación de Fomento de la Producción, la Subsecretaría de Obras Públicas, la Subsecretaría de Vivienda y Urbanismo, la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, y la Ilustre Municipalidad de Lota.

El convenio busca promover el desarrollo integral de la comuna a través de la planificación y ejecución conjunta de acciones que permitan la puesta en valor de lo que fue la industria del carbón a través del desarrollo de un Plan de Manejo que asegure la sostenibilidad en el tiempo de los monumentos históricos “Sector de Chambeque”, “Parque Isidora Cousiño” y la “Mina Chiflón del Diablo”; además de la elaboración de lineamientos de intervención para la zona típica de Lota Alto.

El Plan de Manejo contendrá una hoja de ruta y un modelo de gestión para el sitio, permitiendo avanzar hacia la incorporación sostenible de dicha área al listado de Sitios de Patrimonio Mundial de UNESCO. Se avanzará a través de intervenciones directas en el sector, o bien iniciativas en otras áreas pero que apunten al mismo fin.

El Subsecretario del Patrimonio Cultural Emilio De la Cerda destacó que “este es un convenio muy potente porque convoca y compromete a instituciones públicas clave para el desarrollo y futuro de Lota a través de la proyección y la puesta en valor de su patrimonio. Es un punto de inicio que sólo podrá sustentarse si todas las autoridades, junto con la comunidad, lo llevamos adelante. Esta iniciativa se enlaza con gestiones y personas que llevan trabajando en esta zona hace muchos años y desde diferentes frentes, y lo que hacemos ahora es poner un foco y un objetivo común para proyectar un plan integral que instale la gestión patrimonial como eje de desarrollo local, con una mirada de futuro. Se avanzará a través de una mesa de trabajo local y nacional para generar las condiciones y las acciones necesarias para ir cumpliendo los propósitos. Esto no es de un día para otro sino que un trabajo que requerirá de un esfuerzo sistemático”.

En el contexto de este Plan se proyecta acordar y trabajar en los caminos para la  recuperación y/o restauración de las edificaciones asociadas al proceso de la extracción del carbón en el Monumento Histórico Sector Chambeque, tales como las Cabrias y alrededores asociados al Pique Carlos y Alberto, las construcciones de plantas de lavado, las instalaciones para el traslado del carbón, el muelle para carga, entre otros. En el mismo sector se encuentra uno de los recintos que alberga los archivos de la Empresa Nacional del Carbón (Enacar) de propiedad de CORFO y que contiene valiosos documentos que dan cuenta de la historia de la mina, desde los orígenes hasta el cierre, a través de las fichas de vida de los trabajadores y obreros, libros de contabilidad, actas de directorio y planos de las edificaciones e infraestructuras. Al respecto y en virtud de este Convenio, el Archivo Nacional del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural ya está realizando una evaluación de las condiciones actuales de dicho archivo lotino para luego abordar en conjunto con las partes un plan para su recuperación, conservación y puesta en valor. Además, las partes trabajarán junto a CORFO para avanzar en el diagnóstico y la recuperación de construcciones emblemáticas de su propiedad que se encuentran en el Monumento Parque Isidora Cousiño tales como la Casa Jacarandá, Quiosco Chino, entre otras.

“El patrimonio de Lota está ligado a lo que fue la faena minera del carbón que generó una infraestructura y una cultura asociada en un complejo que determinó una forma de vida e identidad característica que se mantiene hasta nuestros días. La comunidad local es el motor de esta ciudad, son un agente especialmente activo que mantiene viva y proyecta su historia. Junto a ellos trabajaremos para avanzar en este plan”, sostuvo el Subsecretario De la Cerda.

Por su parte, el Alcalde de Lota, Mauricio Velásquez mostró su satisfacción por la disposición y voluntad que han demostrado diferentes instituciones que se unen para proteger el patrimonio lotino. “Me siento muy orgulloso que autoridades diversas estemos juntos bajo un mismo objetivo. Tenemos que transformar a esta comuna en una de las más importantes a nivel nacional y, por qué no, mundial. Por eso agradezco sinceramente al subsecretario Emilio de la Cerda por la pasión, el compromiso y el cariño que ha manifestado por nuestra comuna, lo que se traduce en este ambicioso plan. Por fin a Lota se le está tomando en cuenta” enfatizó.

Finalmente, las autoridades visitaron las obras de reparación y restauración del Teatro de Lota, que tienen un 98% de avance y que significaron una inversión superior a los $2 mil 400 millones por parte del Programa de Revitalización de Barrios e Inmuebles Patrimoniales de la  la Subdere, en un proyecto impulsado por el municipio de Lota y ejecutado por el Ministerio de Obras Públicas.  Diseñado por el arquitecto Eduardo Knockaert, y construido en 1944 por la Compañía Enacar, el Teatro de Lota fue un lugar de encuentro para los ciudadanos y trabajadores del carbón de la comuna que está pronto a reinagurarse para convertirse en un polo cultural y social de la comuna y región.

Patrimonio industrial

La industria del carbón de Lota fue durante la segunda mitad del siglo XIX y gran parte del siglo XX, un motor fundamental para el desarrollo de las industrias chilenas asociadas al uso del carbón, tales como la red de ferrocarriles, la industria del cobre, la navegación a vapor, la generación de electricidad y diversas labores fabriles. La infraestructura asociada a la faena minera abarcó, además de las instalaciones propias de las labores extractivas y productivas, una serie de recintos asociados a los trabajadores y sus familias, destinados a la vivienda, esparcimiento, educación y bienestar social, entre otras, ubicadas en el sector de Lota Alto.

Volver arriba