Mujeres Curadoras de Semillas de Pitrufquén intercambian saberes sobre el poroto como expresión cultural

Con la actividad  “Primer trafkintu del conocimiento: Intercambiando saberes sobre el poroto” se realizó el cierre del proyecto ejecutado por la Agrupación de Mujeres Curadoras de Semillas de Pitrufquén y financiado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través del Fondart.

La jornada se desarrolló  en el Pabellón Araucanía  en la ciudad de Temuco,  contó con la asistencia del seremi de las Culturas Enzo Cortesi, la presidenta de la Agrupación de Curadoras de Semillas de Pitrufquén Amacida Orellana junto al equipo que estuvo a cargo del proyecto  y representantes de organismos públicos y privados. En la oportunidad también se presentó el  Catálogo testimonial «Curadoras de Semillas». Participó el Coro Polifónico Municipal Gorbea dirigido por John Povis y se expuso una muestra fotográfica de Martha Suárez.

En la ocasión el seremi Enzo Cortesi reconoció la tremenda labor que realizan las curadoras de semillas, expresando que “hoy día estamos muy complacidos de poder acompañar a las mujeres que han dado vida a este proyecto. Ellas realizan un trabajo admirable que se vincula con la agricultura, pero también con la cultura de cada territorio y con los saberes ancestrales, y que en estos tiempos adquiere aún más valor producto de la crisis climática. Es a su vez bello y paradójico que justamente hoy, mientras ellas comparten sus semillas, nuestro país también comienza a germinar la semilla de una nueva Constitución en el marco del Acuerdo por la Paz”.

La presidenta de la Agrupación de Mujeres Curadoras de  Semillas de Pitrufquén, Amacida Orellana, agradeció a todos quienes hicieron posible llevar a cabo este trabajo colaborativo. “Para nosotras esta ha sido una linda experiencia que nos ha permitido aprender mucho más sobre las muchas variedades de porotos que existen y, al mismo tiempo, difundir la tarea que realizamos como curadoras de semillas y de nuestra preocupación por preservar las semillas ancestrales”, expresó.

Esta iniciativa recoge el trabajo y dedicación de las mujeres curadoras por salvaguardar nuestra soberanía alimentaria y el legado de las semillas y que proyecta hacia las nuevas generaciones la necesidad de proteger y cuidar el patrimonio agroecológico, y en este caso particular, se han interesado por  generar espacios para compartir sus conocimientos sobre un producto tan propio de  la cultura gastronómica  local, regional y nacional como es el poroto.

Precisamente el proyecto tuvo como objetivo incentivar y fortalecer, a través de jornadas formativas, el intercambio y transferencia de saberes tradicionales de las curadoras de semillas de la Región de La Araucanía respecto del cultivo del poroto, tanto comprendido como semilla ancestral y como expresión cultural.

Volver arriba