Ministerio de las Culturas inicia labores de diagnóstico del Mercado Central de Concepción
  • El monumento nacional se encuentra severamente deteriorado después del incendio que sufrió en 2013.
  • El seremi(s) del Biobío, Guillermo Muñoz, y el secretario técnico del Consejo de Monumentos Nacionales, Erwin Brevis, visitaron el lugar, acompañados de un experto de la Dirección de Arquitectura del MOP, quienes realizaron una inspección visual.

En una decisión que involucra a todas las reparticiones de la cartera, el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio dio inicio a las labores de diagnóstico de la estructura del Mercado Central de Concepción, que resultó con graves daños tras el incendio que lo afectó en abril de 2013.

El seremi (s) de las Culturas, Guillermo Muñoz, acompañado del secretario técnico del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), Erwin Brevis, la directora (S) del Servicio del Patrimonio Cultural, Alejandra Álvarez y el encargado de la Oficina Técnica Regional del CMN del Biobío, Cristian Tapia, realizaron una visita técnica al mercado, donde fueron recibidos por la directiva de la asociación de locatarios, quienes agradecieron que, por primera vez, se esté haciendo un esfuerzo institucional por recuperar este edificio.

Al lugar concurrió también el ingeniero de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, Gabriel Ramírez, quien realizó una inspección visual de la estructura, desde el techo hasta los pilares. En tanto que el Seremi (s) Guillermo Muñoz indicó que: “Una vez que tengamos el informe del MOP podremos ver cómo abordar este tema, porque el patrimonio hay que intentar recuperarlo y no podemos dejarlo en estas condiciones”, dijo.

La estructura mantiene su arco de bóveda de hormigón armado -que data de 1940- y muchos de los puestos que dieron vida al mercado parecen casi intactos, incluso con sus carteles, sus fachadas y las ofertas del día. Aunque en julio de 2014 fue declarada Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico, hoy se encuentra inhabitable.

“Esta es una primera parte de un trabajo que requerirá muchas visitas técnicas, con mayor coordinación entre distintas instituciones y mayor gestión, para velar por la puesta en valor de este monumento. Para eso está la plena voluntad del Ministerio de las Culturas de salvar este patrimonio que no es solo lo material, sino que encierra otro patrimonio, intangible, pero que está ahí: un modo de vida, una historia, mil historias… un bien que pertenece a todos los habitantes de Concepción y a la familia mercadina y que es parte de la identidad penquista”, afirmó el secretario técnico del CMN.

Destacó además que hoy la Oficina Técnica Regional del Biobío está siendo reforzada con un equipo multidisciplinario, que trabajará decididamente en el tema del Mercado.

Visita a Lota

Por la tarde, Erwin Brevis se trasladó a la comuna de Lota, donde visitó el archivo de la ex Empresa Nacional del Carbón (Enacar), ubicado en un búnker en el sector de Chambeque, en la Zona Típica de Lota Alto. Se trata de un túnel húmedo y oscuro que, en sus tiempos de funcionamiento, albergó polvorín, recinto donde se guardaban los explosivos que permitían horadar la roca y llegar hasta el preciado carbón.

Allí se guardan hasta hoy los archivos que cuentan toda la historia de Enacar, de sus funcionarios y de su producción, de sus activos y jubilaciones. Pero la documentación presenta un estado de conservación alarmante –según los expertos del Archivo Nacional-, por lo que será necesario su traslado a un recinto transitorio para trabajar en su preservación mientras se prepara el expediente de declaratoria como Monumento Histórico. Todo esto, en el marco de la labor de la mesa intersectorial que trabaja el “Plan Lota, hacia un Sitio de Patrimonio Mundial”.

Otra de las iniciativas de la mesa técnica visitadas por el secretario técnico del CMN es la restauración de la Casa Jacarandá, un inmueble construido entre 1873 y 1883 por la familia Cousiño Goyenechea, y que se ubica en la entrada del Parque Lota y resultó severamente afectada por el terremoto de 2010.

En un trabajo intersectorial, CORFO –propietaria de los terrenos- trabaja en el diseño de la consolidación estructural del inmueble, que con sus balcones y ventanucos enrejados parece una casa de cuento. El Consejo de Monumentos Nacionales estudia las formas de aportar en el financiamiento de las obra de emergencia que eviten que el inmueble siga deteriorándose.

La última actividad de Brevis en Lota fue un encuentro con la comunidad durante la “Jornada de Intercambio Experiencial de Comunas Patrimoniales de Ñuble y Biobío”. Allí realizó una clase magistral donde consideró la riqueza de ambas regiones en cuanto a patrimonio y la importancia de las comunidades para lograr su resguardo y puesta en valor.

Volver arriba