En concurrida ceremonia fueron galardonados los Premios Regionales de Arte y Cultura 2016

  • La ceremonia de entrega de los premios se realizó ayer, frente al mural “Presencia de América Latina”, en la Casa del Arte de la Universidad de Concepción.

Con un gran marco de público se realizó ayer la tradicional ceremonia donde fueron galardonados los Premios Regionales de Arte y Cultura 2016. En esta oportunidad se reconoció la trayectoria de Fernando Melo, Artes Visuales; Juan Arévalo, Artes Escénicas, Ricardo Hempel, Arquitectura y Diseño; y Tomas Stom, Cultura Tradicional.

Recordemos que el jurado tuvo que revisar cerca de 30 carpetas de la región con posibilidades de convertirse en uno de ganadores. Para esta décimo cuarta versión se presentaron 13 nuevos candidatos, a los que se sumaron los antecedentes de artistas que postularon el 2015. Cuatro de ellos obtuvieron el reconocimiento que otorga el Gobierno Regional y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

La Directora regional del Consejo de la Cultura, Marcia Orellana expresó su satisfacción por los artistas e investigadores destacados de este año, ya que “representan un amplio sector de las artes y las ciencias, dando cuenta de la gran diversidad artística y cultural que puede ostentar la  Región del Biobío. Fernando Melo, gran artista y académico; Tomas Stom, patrimonio de la ciudad de Concepción; Juan Arévalo, emblemático representante de las artes escénicas penquista; y Ricardo Hempel, destacado arquitecto y docente de la Universidad del Bío Bío, innovador en el ámbito de la construcción en madera”.

“Uno hace cosas y no se imagina que pueden llegar a ser tan bien reconocidas. Para mí es un honor que las autoridades nos acompañaran, y tanto público aquí presente. Uno trabaja sin pensar en el reconocimiento, pero cuando llega es algo muy bonito, además es muy necesario porque es un incentivo para que otros piensen que lo que ellos hacen llega a la comunidad y que la comunidad lo reconozca. Todo reconocimiento es importante”, expresó Tomas Stom, premiado en la categoría “Cultura Tradicional, Violeta Parra”.

El jurado estuvo compuesto por Marcia Orellana, Directora Regional del Consejo de la Cultura y las Artes de la Región del Biobío; un representante del Intendente de la Región del Biobío, Rodrigo Díaz; Magaly Mella, Sandra Santander, Marcelo Bravo, María Isabel López y Pedro Cruces, integrantes del Directorio Regional del Consejo de la Cultura y las Artes. Se sumaron Juanita Toro, representante de ganadores de los Premios Regionales de Arte y Cultura; Marcos Sánchez, Director del Museo de Historia Natural, Sergio Muñoz, representando a la comunidad artística de la Provincia del Biobío; y Erwin Brevis, en representación de la Provincia de Ñuble.

Gracias a un trabajo en conjunto entre el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y el Gobierno Regional, cada año se abre esta convocatoria para elegir a los nuevos Premios Regionales de Arte y Cultura, un reconocimiento que nació en la zona como una forma de agradecer el aporte de destacados creadores, artistas e intelectuales con sello regional.

Los galardonados recibieron, además del público reconocimiento, un millón de pesos y una estatuilla denominada “Homenaje a la Madera”, donada por CORMA Biobío, que desde hace más de una década apoya esta instancia de reconocimiento regional.

Los premios entregados por el Gobierno Regional, a través del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de la Región del Biobío, están destinados a reconocer la obra de chilenos nacidos o no en la región o el país, cuya obra artística, científica o creativa se haya desarrollado en nuestra región, aportando al fortalecimiento de su identidad. De esta forma, diferentes organizaciones e instituciones, así como personas naturales, postulan todos los años a sus candidatos en las categorías:

  • Artes Literarias, Baldomero Lillo
  • Artes Visuales,  Marta Colvin
  • Artes Escénicas, Tennyson Ferrada
  • Artes Musicales, Claudio Arrau
  • Cultura Tradicional,  Violeta Parra
  • Ciencia Y Tecnología, Pascual Binimelis
  • Ciencias Sociales, Enrique Molina
  • Artes Audiovisuales, Bartolomé Giraudo
  • Artes de la Danza, Patricio Bunster
  • Arquitectura y Diseño, Emilio Duhart

Sobre los ganadores

RICARDO HEMPEL, Premio categoría Arquitectura y Diseño, Emilio Duhart: Estudia Arquitectura en la Universidad de Chile en Santiago, de donde se recibe en 1957. Durante la década de los sesenta, vuelve a Concepción, iniciando una vasta carrera junto a Santiago Roi, Gerardo Valverde y también en solitario. En el año 1972 se integra a la planilla de profesores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Técnica del Estado (Actualmente Universidad del Bío Bío), donde se mantiene hasta el día de hoy como profesor titular.

A parte de su amplia carrera en la docencia, ligado siempre a las ramas de taller y construcción en madera, Ricardo Hempel se ha desempeñado como director de la Escuela de Arquitectura UBB y decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de la UBB en dos periodos, y ha desarrollado una amplia tarea en el área de investigación, siendo acreedor de múltiples fondos para la investigación, como Fondef, Innova Bío-Bío, Conicyt, Fondecyt, FDI-Corfo, Alfa y Cyted.

FERNANDO MELO, Premio categoría Artes Visuales, Marta Colvin: Pintor y fotógrafo.. Estudió Licenciatura en Educación con Mención en Artes Plásticas en la Universidad de Concepción, Chile. Egresó en el año 1990. Una estadía en México en el año 1994, le permitió conocer la realidad de la fotografía artística de ese país e incursionar en la fotografía documental. Interesado por diferentes disciplinas y apoyado por el proyecto MIFI del Ministerio de Educación, en 1999 realizó una pasantía en el taller del artista ceramista Friedhem Lach, en Montreal, Canadá, en ese lugar expuso además su trabajo fotográfico, experiencia que trasladó más tarde a la ciudad de Essen en Alemania, donde dio charlas sobre su obra y contó con la colaboración del chileno Pedro Crovetto, curador del Museo de Arte Contemporáneo Bochum de ese país. A su regreso a Chile organizó el seminario Multidisciplinario Arte y Naturaleza en la Universidad de Concepción, siguiendo una línea de pensamiento desarrollada por Lach en Canadá y patrocinado por el Museo Bochum desde Alemania. Desde ese entonces ha extendido sus charlas sobre metodología artística, en distintos medios dentro y fuera del país, destacando su participación en el evento Arte Sentidos Gratis de Oporto, Portugal y en la Unidad de Investigación y Creación Artística de la Universidad de Concepción.

JUAN ARÉVALO, Premio categoría Artes Escénicas, Tennyson Ferrada: Desde sus primeros años en Angol, su ciudad natal, hasta hoy, ha acumulado en su quehacer una experiencia que la ha sabido transmitir a través de la docencia en distintos planteles educacionales. Ha desempeñado distintos roles en diferentes producciones cinematográficas, la última fue “Johnny 100 pesos 2”, siendo prácticamente el único actor regional que ha participado en filmes de categoría y dirigido por importantes directores. Su trayectoria ha sido reconocida en otras instancias, como en el 2003, con el Premio Municipal de Artes y Cultura otorgado por la I. Municipalidad de Talcahuano.

TOMAS STOM, Premio categoría Cultura Tradicional, Violeta Parra: nacido en tierras argentinas de la unión entre un holandés y una chilena, conocido óptico penquista, con varias profesiones a su haber, destina gran cantidad de sus ganancias y tiempo libre a una pasión que se remonta a su infancia, cuando empezó a reunir estampillas, monedas y cajitas de fósforos. Una afición que lo ha transformado en el busquilla mejor reputado entre las comunidades indígenas, anticuarios y feriantes de la Región del Biobío. Incansable busca aquellos tesoros que hablen sobre modos de vida en el pasado y sobre los avances científicos del hombre para enfrentar el futuro. Los objetos que Stom ha recolectado van desde joyas, textiles, utensilios y rucas mapuche; herramientas utilizadas para diversos oficios como el de costurera minero o telégrafo; cámaras fotográficas; microscopios; telescopios; instrumentos musicales; relojes de bolsillo y famosa cerámica de Lota, hasta carruajes y una pequeña locomotora. Un inmenso erario que ha conservado en bodegas, prestado y donado a museos estatales. Parte de su preciada colección primero la comenzó a exhibir a parientes y amigos, para luego extender su iniciativa a cualquier visitante, fundando así, hace 18 años, el Museo Stom de Chiguayante, donde se exponen más de 4 mil piezas de diversa índole.

Volver arriba