Emotivo homenaje a Raul Zurita y el humor de “31 minutos” marcan inicio de la Feria del Libro de Oaxaca 2016
  • Este sábado comenzó la fiesta literaria mexicana que este año tiene a Chile como invitado especial y a la memoria como tema. En la inauguración, Raúl Zurita agradeció su tributo con un recital poético y las marionetas de “31 minutos” confirmaron su arrastre en el país del norte.

“Leer es recordar ¡pó!”, se lee en carteles de las calles oaxaqueñas por estos días. Es el lema de la 36ª Feria Internacional del Libro de Oaxaca 2016, que este año tiene a Chile como país invitado especial y a la Memoria como el tema que atraviesa toda su programación.
Y el chilenismo se multiplicó hoy en la inauguración de la FILO, en el impresionante Teatro Macedonio Alcalá, considerado uno de los más bellos de todo México. Justo cuando el director de la Feria, Guillermo Quijas, daba la bienvenida a los cerca de 100 representantes de la delegación chilena en este evento literario, de pronto fue interrumpido por Tulio Triviño y Juan Carlos Bodoque, protagonistas de “31 minutos”, quienes se asomaron por uno de los balcones de estilo francés del inmueble patrimonial.
“El idioma oficial en Chile es el coa; sin verbo, sujeto y predicado ni modulación”, decían los muñecos con Álvaro Díaz y Pedro Peirano, invitados a este evento cultural y que, además de participar en mesas y conversatorios, mañana tendrán presentación de  su “Tremendo Tulio Tour” en el auditorio Guelaguetza.
Las risas dieron paso luego a la solemnidad de la inauguración de la Feria, instante a cargo del embajador de Chile en México, Ricardo Núñez, quien agradeció a la ciudad, al Fondo Ventura, organizador de la feria, a la agregada cultural Claudia Barattini y al actual ministro de Cultura, Ernesto Ottone, por “disponer de todos los medios necesarios para la presencia en Oaxaca de esta importante delegación de chilenos”. El despliegue es tal, que incluso es comparado con Guadalajara 2012, cuando Chile fue invitado de honor en su feria del libro.
Tras las palabras de Núñez, se vivió el momento más emotivo de la tarde, con el homenaje a Raúl Zurita, para quien se dispuso hasta sus flores favoritas en el escenario: lirios, que perfumaron el verdadero recital poético con el que Zurita agradeció el tributo y en el cual leyó, o más bien declamó, escritos suyos de libros como “Anteparaíso”, que acaba de ser publicado por la editorial oaxaqueña Almadía, en una edición que Zurita mismo considera la más bella que se ha hecho.
Las palabras del poeta despertaron una ovación de pie en el repleto Teatro Macedonio Alcalá, entusiasmo que luego se trasladó hasta el pabellón de Chile en el recinto ferial del Zócalo de la ciudad. Con sus 108 metros cuadrados y diseños dedicados a Gonzalo Rojas y al mismo Zurita, el stand de Chile, proyectado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), es lejos el más llamativo de la Feria, que culmina el próximo 20 de noviembre.
El día inaugural cerrará con un homenaje a la mexicana Margo Glantz, ganadora del Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas, que entrega el Estado de Chile a través del CNCA.
Volver arriba