Declaración de Ciudades Mistraliana se constituye desde su tierra de origen en la región de Coquimbo a once ciudades del país

Esta iniciativa, liderada por el Gobierno Regional de Coquimbo, pretende poner en valor el importante legado de la obra literaria de la Premio Nobel de Literatura Gabriela Mistral en un trabajo de preservación, difusión y rescate de la artista.

En una ceremonia realizada en el Salón Gabriel González Videla de la Intendencia Regional y con un importante número de estudiantes, profesionales y autoridades; se oficializó la red conformada con las Ciudades Mistralianas donde la figura de Gabriela Mistral toma nuevamente protagonismo a 71 años desde que recibiera el  Premio Nobel de Literatura y también por el legado que dejó en el ámbito educacional en varios países.

Esta iniciativa se trata de un proyecto de rescate patrimonial y cultural impulsado por el jefe regional que suscribieron 11 ciudades de Chile: Antofagasta, Los Andes, Traiguén, Temuco, Punta Arenas, Torres del Paine, Paihuano, Vicuña, La Serena, Coquimbo y Ovalle.

En este contexto, el Intendente de la Región de Coquimbo Claudio Ibáñez explicó que “el objetivo es preservar el trabajo de Gabriela Mistral. Tiene una presencia en diferentes ciudades del país, transitó por Chile donde dejó una huella al escribir y construir cada una de sus obras”.

Asimismo, Daniela Serani, Directora del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes Región de Coquimbo, puntualizó que “estamos liderando esta iniciativa para adquirir el compromiso de seguir difundiendo y potenciando a una figura no sólo como poetisa o Premio Nobel, sino como una gran intelectual”.

Las “Ciudades Mistralianas” representan un hito dentro de la vida de Gabriela Mistral, pues la poetisa pasó por cada uno de estos lugares, en muchos de ellos se instaló y comenzó a dar forma a sus más destacadas creaciones.

Su presencia también se destaca en el extranjero, especialmente en Nicaragua, donde se le reconoce como una férrea defensora de las libertades sociales, al dedicar varios escritos, clamando solidaridad continental durante la lucha nicaragüense contra la ocupación estadounidense, entre 1927 y 1933, a cargo del general Augusto Sandino.

María Luisa Robleto, Embajadora de Nicaragua comentó al respecto que “allí se mostró una Gabriela americana, defendiendo públicamente la gesta de los hombres libres. Hace una intensa campaña de defensa de la causa sandinista y por eso nuestro Gobierno y Nicaragua, está agradecido de esta relación y la reivindica permanentemente”.

Uno de los homenajes dentro de la declaración de “Ciudades Mistralianas”, fue la inauguración del Mural “Lagar” en el salón de Congresos de la Intendencia, una realización del artista Bruno Tardito, para rendir un homenaje y reconocimiento al último libro de poemas, Lagar,  publicado por Gabriela Mistral antes de su muerte en 1954.

 

Volver arriba