Conectemos con los Monumentos Araucanía abordará el rico patrimonio ferroviario, una de las obras de ingeniería más importantes de Chile
  •  El viaducto del Malleco, con sus 102 metros de altura, fue considerado en su época el puente ferroviario más alto del mundo. Sumado a los ramales, dan cuenta de la importancia del tren no solo en conectividad, sino en el desarrollo de pueblos y ciudades. El conversatorio se realizará el jueves 10, a las 18.30 horas, a través del canal de YouTube y Facebook del Consejo de Monumentos Nacionales.

 En su época de gloria, a principios del siglo XX, la red ferroviaria en Chile llegó a casi 9 mil kilómetros de vía.  Además de ser una de las más grandes obras de ingeniería construidas en el país, fomentó significativamente el desarrollo de los pueblos y ciudades. El ferrocarril contribuyó, junto con una mejora en la conectividad, a la comercialización de los productos agrícolas, ganaderos y forestales y a la integración económica de las regiones.

La Región de La Araucanía cuenta con un importante patrimonio ferroviario. Y uno de los más destacados es el Monumento Histórico Viaducto del Malleco, inaugurado en 1890 y que, con sus 102 metros de altura, fue considerado en su época el puente ferroviario más alto del mundo. O el Túnel Las Raíces, en el ramal de Púa a Lonquimay, que fue uno de los más largos de América del Sur. “Recuperando la belleza de los ramales de La Araucanía”, el sexto encuentro del ciclo de diálogos sobre patrimonio regional “Conectemos con los monumentos”, organizado por el Ministerio de las Culturas, Las Artes y el Patrimonio a través de la Secretaría Técnica del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) y apoyado por la Universidad Autónoma, sede Temuco, busca relevar este patrimonio y acercarlo a la ciudadanía.

El encuentro se realizará el jueves 10 de septiembre, a las 18.30 horas, a través del canal de YouTube y Facebook del CMN y contará con la participación de Enzo Cortesi, seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de La Araucanía; Macarena Ponce de León, consejera del CMN y directora del Museo Histórico Nacional (MHN); Carlos García, arquitecto de la Universidad Autónoma de Temuco, y Cristian Rodríguez, encargado de la Oficina Técnica Regional del Consejo de Monumentos Nacionales, quien moderará la actividad.

El seremi, Enzo Cortesi, destaca la importancia del trazado ferroviario para el desarrollo del país, convirtiéndose en un nexo de integración tanto geográfica como cultural. “El ferrocarril contribuyó al encuentro e intercambio de diversas culturas. Además, proyectó una nueva visión de la vida, alimentó a generaciones con sueños, niños que corrían tras el paso imponente de esa verdadera cordillera infranqueable. Y estableció una valoración del espacio público, del bien común, consolidando las bases de aquello que consideramos patrimonio: lo digno de ser heredado. Por esta razón, recordar el tren es sinónimo de nostalgia, una conexión con nuestra identidad”, plantea.

Asimismo, Erwin Brevis, secretario técnico del Consejo de Monumentos Nacionales, valoró la instancia que pone en valor los patrimonios locales y la colaboración con universidades locales “El territorio nacional posee una amplia diversidad cultural, cada una con sus particularidades y características propias, por lo que, al conversar sobre el patrimonio a escala local, fomentamos la descentralización y robustecemos el despliegue territorial desde la institucionalidad en momentos que por primera vez en su historia la Secretaría Técnica del Consejo de Monumentos Nacionales tiene presencia en todo el país. Contaremos, además, con la mirada académica de las universidades, cuyo propósito será estrechar lazos para desarrollar un trabajo mancomunado”, sostuvo.

El diálogo “Recuperando la belleza de los ramales de La Araucanía”, incorpora no solo el viaducto del Malleco y el túnel Las Raíces, en el ramal de Púa a Lonquimay, sino además la estación de Manzanar, edificación de carácter alpino declarada Monumento Nacional; la construcción de importantes puentes, como el que se emplaza sobre el río Chol Chol en la comuna de Nueva Imperial, y el Museo Nacional Pablo Neruda, ubicado en la antigua maestranza de Temuco, y que resguarda la mayor cantidad de locomotoras y carros de diversas épocas que transitaron por las vías ferroviarias del país.

 

 

Volver arriba