Con reconocimiento a la Red por Manos de Mujer de Calbuco se celebra el Día de la Cocina Chilena

Se cumplieron 10 años de la promulgación de este día 15 de abril, tiempo que Chile implementa la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco.

Este es el primer año que la celebración del Día de la Cocina Chilena pasa a ser organizado por el Departamento de Patrimonio Cultural Inmaterial del Servicio Nacional del Patrimonio, al amparo del Ministerio de las Culturas. El que se enfocó en la semilla, con enfoque de sustentabilidad y soberanía alimentaria, por ello esta fiesta culinaria se desarrolló en Calbuco para reconocer el trabajo realizado ahí por más de 200 mujeres que componen la Red por Manos de Mujer de esta comuna, principalmente dedicadas a la producción de hortalizas y el trabajo de la tierra.

La actividad fue organizada por la Asociación Gastronómica Los Lagos, Agall, la Red por Manos de Mujer, en conjunto con la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Municipalidad de Calbuco, Sernatur y la Seremia de Agricultura. Y fue encabezada por la Gobernadora de Llanquihue, Leticia Oyarce; la Seremi de Cultura, Amanda Milosevich; la Seremi de la Mujer y Equidad de Género, Viviana Sanhueza; la Directora de Sernatur Maritza Laffertte; el Alcalde de Calbuco, Rubén Cárdenas y el Consejero Regional de Cultura, Roberto Alvarado.

Delia Soto, presidenta de la Red por Manos de Mujer se mostró agradecida por el reconocimiento diciendo que “no ha sido el fácil el camino recorrido para llegar hasta aquí, por eso agradezco a todas las mujeres que dejaron anoche realizados sus quehaceres para estar muy temprano aquí con un compromiso tremendo y también a los hombres que las apoyan. Son en total 20 años trabajando en este proyecto, donde hay un rescate de tradiciones, de nuestras semillas ancestrales que debemos cuidar, pedirles a los jóvenes que no abandonen los campos, porque si se puede vivir de ellos. Agradecemos a la Gobernadora y a la Seremi, porque es primera vez que nos acompañan autoridades y sobre todo como mujeres hay que estar presentes y apoyarnos, Chile lo hacemos todos, la sociedad la construimos todos, aquí no se ven partidos políticos, sino el trabajo que hacemos día a día”.

La Seremi de Cultura, Amanda Milosevich aseguró que “estamos celebrando el Día de la Cocina Chilena y donde nos estamos descentralizando esta vez, en Calbuco porque aquí hay una riqueza única, donde estas mujeres concibieron esta agrupación con más de 12 años resguardando este importante oficio que tiene que ver con la siembra, con el cultivo, con acercar a nuestras mesas las hortalizas de esta tierra. Como Ministerio buscamos potenciar nuestro patrimonio, hablamos de personas de generaciones que transmiten el resguardo de esta producción, hoy las ponemos en valor y asumimos un compromiso responsable para crear el primer recetario de la Red de Manos de Mujer”.

Mientras que la Gobernadora, Leticia Oyarce, aseguró que, “quiero felicitar a la organización manos de mujer en la celebración de la Cocina Chilena, tan de nuestras tradiciones, de nuestra tierra y de nuestro mar. Estas actividades debemos repetirlas en el tiempo, rompiendo la estacionalidad de verano que puedan mejorar la calidad de vida de emprendedoras y emprendedores”.

Por su parte el alcalde, Rubén Cárdenas, dijo que “esto se encuadra dentro de la tradición de Calbuco, asociado a las Comunas Mágicas, la geografía, la gastronomía las iglesias de este archipiélago, manteniendo vivas las comidas antiguas que siguen vivas y Manos de Mujer nos ha dado una muestra de ello y agradezco a la Gobernadora y a la Seremi de Cultura por estar presentes en esta comuna para apoyar y conocer la riqueza de la cocina de Calbuco”.

En la feria instalada en la plaza de Calbuco, además de las degustaciones de Seco de Sierra y Chaitul Luche de Verduras, realizadas por Agall en conjunto con el Centro de Formación Técnica Santo Tomás de Puerto Montt, capitaneada por el cocinero Marcelo Torres; la agrupación de mujeres realizó un intercambio y regalo de semillas, como el acto simbólico sobre el fomento de la soberanía alimentaria, en el evento que contó con las declamaciones del poeta popular, Mario Cárdenas.

Volver arriba