Colectivo Escénico La Enredadera activa nuevos procesos creativos para la primera infancia
  • Son cuatro mujeres creadoras, de Valparaíso y Biobío, las que dan vida a esta agrupación que tiene una mirada crítica y audaz a la hora de pensar las artes escénicas para la niñez.

Luego de un exitoso recorrido nacional con su primera obra de danza-teatro, “Travesía. Las Aventuras de Sara de Cordillera a Mar”, el Colectivo Escénico La Enredadera inicia el trabajo creativo de un nuevo proyecto de danza para la primera infancia. El proceso de creación llamado “La Caracol”, cuenta con el financiamiento del  Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, y se activa en contextos de emergencia sanitaria en modalidad de residencia virtual. Es, precisamente, la contingencia, la que ha definido y proyectado nuevos matices al trabajo creativo del colectivo, siendo la reflexión en torno a la niñez, la defensa de sus derechos y potencia de sus saberes, el centro de este montaje que espera ser estrenado durante este año.

La Enredadera está integrado por las artistas escénicas – de Valparaíso y del Biobío- Laura Corona (Directora coreográfica); Mariela Díaz y Milenka Cucurella, (intérpretes); y Andrea Garrido (intérprete y productora). Juntas, han trabajado desde el año 2014, en proyectos escénicos definidos por una mirada feminista, ecológica y comunitaria, especialmente, para la primera infancia. Andrea Garrido comenta que desean “romper con la idea de que un trabajo escénico para niños y niñas es algo menor, con menos detalles. Deseamos compartir que estas propuestas escénicas son esenciales, y requieren, también, de una búsqueda y lenguaje sensible como cualquier otra creación escénica dirigida para un publico de mayor edad o intereses artísticos”. Laura Corona, en ese sentido, complementa que esta nueva creación tiene el desafío de generar, además, “un formato técnico que nos permita viajar y visitar distintos espacios, aportando así al acceso a la danza desde etapas muy tempranas de formación”, explica.

“La Caracol”, es una obra que desde un enfoque de género, reflexiona en torno al respeto por la diversidad y las relaciones que establecemos con el cuidado de la naturaleza.“Lo que propone la obra es esta personaje, que es una caracol, súper power y fuerte, que es ecologista, y decide esconderse en su casita y no relacionarse con los demás. Sin duda, todo lo que está aconteciendo va a afectar el desarrollo creativo de la obra, pero también va a aportar en lo dramatúrgico”, comenta Laura en torno a esta creación en danza que cuenta, también,  con el trabajo de Liza Retamal, diseño gráfico, de Waleska Vilches, en el diseño integral, y Francisco Cooper, en la dirección musical.

Si desean conocer más sobre el Colectivo Escénico La Enredadera, sus miradas, trayectoria y detalles de esta nueva obra, pueden ingresar a sus plataformas digitales,.

Facebook: https://www.facebook.com/laenredadera.colectivoescenico/

Instagram: @laenredadera.colectivoescenico

Volver arriba