Participa del taller teatro tradicional de títeres en el Museo Violeta Parra
  • El taller gratuito será impartido por el cultor Sergio “Tito” Guzmán reconocido Tesoro Humano Vivo 2016.

Con el fin de contribuir a la valoración y promoción de los elementos del patrimonio cultural inmaterial a través de actividades de educación formal e informal, el Servicio Nacional del Patrimonio del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio va a desarrollar tres talleres denominados: puesta en valor con Tesoros Humanos Vivos (Sergio Guzmán, Arpilleras de Lo Hermida y la Corporación Cultural de Organilleros de Chile), los cuales tienen como propósito incorporar contenidos y prácticas del patrimonio cultural inmaterial en actividades curriculares atingentes.

El primero, será un taller de teatro tradicional de títeres, el cual será impartido por el cultor Sergio “Tito” Guzmán reconocido Tesoro Humano Vivo 2016 en conjunto con su hija Eli Guzmán, quienes trabajarán con los alumnos de manera grupal (2 compañías de teatro), donde ambos acompañarán el proceso de creación y comprensión del arte de títeres tradicional.

Se realizarán 10 sesiones (25 horas totales) de 2 horas y media por sesión los domingos de 15:00 a 17:30 horas. El taller es dirigido para mayores de 14 años, sin límite de edad, y se realizará en la sala educativa del Museo Violeta Parra (Vicuña Mackenna 37).

Los materiales serán provistos por el taller. El alumno solo deberá traer delantal y una bolsa para guardar sus útiles.

Para participar debes completar el formulario en el siguiente formulario de postulación

Postulaciones del 11 al 29 de julio
Proceso selección: del 30 al 3 de agosto
Aviso a seleccionados y confirmación asistencia: entre el 6 y 10 de agosto
Comienzo clases: domingo 12 de agosto

Sobre el teatro tradicional de títeres, elemento reconocido de patrimonio cultural inmaterial

 Sergio “Tito” Guzmán ha desarrollado este arte y oficio tradicional, en su versión popular, desde el año 1958 a la fecha. Crea ese año el teatro de títeres Candelilla, en la ciudad de Santiago de Chile, junto a su esposa Luchita Flores. Como titiritero, revive hasta la fecha el encuentro permanente con los títeres, los que han sido su pasión, vida y sustento material hasta el día de hoy. Además de ejecutor y artesano, ha escrito también sus propias obras. La primera de ellas fue ‘El Rey que no sabía sumar’. Hasta el día de hoy se presenta como parte de su repertorio, que hoy posee 30 obras activas.

La expresión arte del títere y la marioneta. Se trata de una artesanía sincrética, que ha perdurado en su vertiente tradicional durante más de 5 siglos en América Latina. Además de representar a un cultor excepcional de este arte y aún en ejercicio, ha desarrollado en conjunto con su familia la continuidad de la tradición. En efecto, su esposa, sus hijos y nietos son titiriteros al igual que él.

Volver arriba