Pesar en la región de Aysén por fallecimiento de Adolfo Guerrero

Adolfo Guerrero Arriagada, reconocido como “Cultor Destacado”, dedicó gran parte de su vida a la forja, herrería, carrocería y artesanía en fierro.

En el mes de diciembre de 2015, se dieron a conocer los nombres de los reconocidos Tesoros Humanos Vivos (THV) y Cultores y Destacados de nuestro país. La región de Aysén tuvo el privilegio de contar con su segundo reconocimiento en lo que lleva de existencia este programa: el colectivo “Tejueleros de las Guaitecas”, el que fue galardonado junto con la nominación de Adolfo Guerrero Arriagada como “Cultor Destacado”, coyhaiquino quien dedicó gran parte de su vida a la forja, herrería, carrocería y artesanía en fierro.

La Directora Regional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Carolina Rojas Flores, visitó los talleres de don Adolfo Guerrero, para felicitarlo por el reconocimiento que había obtenido, así como también conocer su trabajo y lo que lo llevó a ser destacado cultor. “Nuestra región ha perdido a quien ha sido parte importante de la historia de ella, don Adolfo Guerrero; estamos agradecidos de haber conocido su trabajo y reconocemos en él un tremendo aporte a la construcción de una región tan especial como lo es Aysén. Es una gran pérdida no solo para el mundo cultural sino que para el patrimonio de nuestra región”, indicó la Directora.

Adolfo Guerrero dedicó parte de su vida a forjar ruedas de carretas, herramientas, marcas para los animales, lámparas y todo lo que pudiera crear en el taller con un combo, fuelle y yunque. “Fue parte de la historia de nuestra región, él forjó las herramientas y elementos con los que se construyeron muchas edificaciones en Aysén, así como también puentes, caminos y otros; Don Adolfo era una persona cálida, que le interesaba que su oficio fuese conocido, y valorado por las nuevas generaciones, él era de aquellas personas portadoras de un conocimiento patrimonial de alta significación para nuestro país”, señaló Carolina Rojas.

Adolfo Guerrero Arriagada destaca además por el gran aporte que hizo a la inclusión social, ya que la dificultad para oír nunca fue obstáculo para perseverar en aquello en lo que creía profundamente, entregando su conocimiento para mejorar la comunicación de quienes tienen capacidades diferentes. Su oficio integra la nómina de quienes desde 2009 han sido reconocidos como THV y Cultores Destacados, programa Unesco ejecutado en Chile por el Consejo de la Cultura, que busca valorizar y visibilizar a  personas y comunidades, buscando establecer las mejores herramientas para una eficaz puesta en valor de nuestro patrimonio, y promover su registro, transmisión y salvaguardia.

Volver arriba