Fiesta del Patrimonio Vivo abrió el Mes de la Patria en el Maule

Artesanía, oficios, talleres, folclor y cuentería infantil, entre otras manifestaciones, se pudieron apreciar en la Plaza de Armas de Talca gracias a la invitación del Consejo de la Cultura.

Cuatro días de tradiciones se vivieron en la Plaza de Talca gracias a la Fiesta del Patrimonio Vivo 2013, evento organizado por el Consejo de la Cultura del Maule, que incluyó artesanía, folclor, oficios tradicionales, cuentería infantil y patrimonio natural, entre otras manifestaciones.

Más de 10 mil personas participaron en esta celebración masiva, recorriendo la feria de artesanos tradicionales, tomando talleres dictados por maestros artesanos, degustando productos como el motemei, el charqui y la melcocha, o bien siendo espectadores de las presentaciones realizadas por los elencos y solistas provenientes de distintos puntos de la región.

Además, gran éxito tuvo el espacio dedicado a la fitoterapia (hierbas medicinales) y los talleres de moldeado de greda y elaboración de volantines, estos dos últimos para niños. La plaza se transformó en un paseo familiar, con diversas actividades ligadas al rescate del patrimonio cultural del Maule.

“Estamos contentos con la respuesta obtenida de la ciudadanía. Como Consejo de la Cultura abrimos el Mes de la Patria con esta gran fiesta tradicional, la cual catalogamos como exitosa debido a la alta calidad de lo presentado, desde la artesanía tradicional hasta los elencos que pasaron por el escenario. Es importante rescatar nuestro patrimonio, difundirlo y apropiarnos de él”, manifestó la directora regional (s) de Cultura, Carolina Sepúlveda.

Artesanía tradicional

Alrededor de 70 artesanos tradicionales de la región presentaron y comercializaron sus creaciones. Todos utilizaron la marca “Artesanías del Maule”, uno de los esfuerzos del Consejo de la Cultura para revitalizar el rubro. A través del empaque y el etiquetado se le dio uniformidad a los productos, entregando un valor agregado a la hora de la presentación. Esta iniciativa tuvo buena acogida tanto por la comunidad como por los mismos cultores tradicionales.

El espacio de artesanía, que contó con la colaboración de Sercotec, también presentó una muestra de piezas de innovación, mezclando materialidades tradicionales con técnicas contemporáneas. Además, estuvo apoyada por una muestra de paneles que da cuenta de la artesanía del Maule, montaje que ha recorrido variadas comunas de la región.

Otra de las novedades fue la presencia del canto popular campesino, a través de una rueda de cantores y payadores en el escenario central, el Canto a lo Divino en la Catedral de Talca y el taller abierto de coplas y décimas, dictado por Luis Ortúzar “Chincolito” de Rauco, junto a otros cantores.

Volver arriba