Festival Rockódromo reúne a más de 15 mil personas y se consolida como una importante plataforma de la música nacional

Las actividades se extendieron entre el domingo 3 y el sábado 9 de febrero donde se reunieron músicos consagrados como Gepe, Los Tetas, Ana Tijoux y emergentes, entre ellos, Nicasio Luna y MC Billeta.

Con un Muelle Barón colmado de gente, donde más de 6 mil personas  corearon temas como “Corazón de sandía” y “Medicina” de la banda nacional “Los Tetas”, se puso fin anoche a la novena versión de Rockodromo, evento organizado por las Escuelas de Rock del Consejo de la Cultura, que durante una semana posicionó a la música como panorama obligado en Valparaíso, alcanzando una asistencia de más de 15 personas sumando todas las actividades. Con ello, el encuentro se consolida como una de las vitrinas más importantes de la música chilena.

Los más valientes estuvieron desde temprano disfrutando -a pleno sol- de las presentaciones de bandas emergentes como Paula Portal, Rey Sargo, Cabo Carnaza y Hentrenamiento, para luego dar paso a MC Billeta, el rapero de 14 años que con gran desplante hizo bailar al público que seguía sumando adeptos. Jimmy Fernández (La Pozze Latina) y su “Chica eléctrica” siguió encendiendo la fiesta que más tarde pondría en escena también a La Don Ramón, Ases Falsos y Angelo Pierattini.

Junto al atardecer llegó el turno de uno de los más esperados de la noche: Gepe, que con temas como “Fruta y té” y “En la naturaleza” conquistó al público (de todas las edades) que aplaudió y coreó sus melodías. Proyecto Rama, La Mano Inquieta, Tito Escárate y Poder Guadaña también hicieron bailar a la masiva asistencia.

Patricio González, Director de las Escuelas de Rock del CNCA, rescata la esencia de este evento que el 2014 celebrará diez años de conciertos de música chilena: “El aporte que hace un festival como este a la ciudad y al país es a una mejor relación entre las personas, a valorizar lo propio. Eso es lo más relevante de Rockódromo siempre, el amor por lo propio, pero sin sectarismos, sino con una mirada de integración en torno a lo nuestro”.

Gepe, que hoy es reconocido como uno de las figuras más importantes de la música chilena, valora el aporte de este evento en su carrera: “Para mi ya se ha convertido en una manera de ver a la gente con la que he crecido. El Rockódromo en un principio fueron los que me ayudaron, me dieron escenario y sigue siendo así, y cada vez es mejor para todos los artistas. De verdad es como volver un poco a la casa, a un escenario conocido”, dijo poco después de recibir los aplausos y gritos de su fanaticada.

Balance Rockódromo

La programación de la novena versión de Rockodromo comenzó el domingo 3 desde las alturas de la Plaza Aníbal Pinto con la tradicional Noche en los balcones, que este año contó con las aplaudidas presentaciones de “Tata” Barahona (“Te vas de mi”); el joven cantautor de la Patagonia, Nicasio Luna (“Todo pasa por algo”); y la rapera nacional Ana Tijoux (“Shock”), nominada a los Grammy Latino 2103 en la categoría Mejor álbum de música urbana por su disco “La bala”. Cerca de 4 mil personas disfrutaron del espectáculo.

La literatura también tuvo su espacio con el lanzamiento de los libros “Tatap: Técnica para guitarra con una mano”, del músico Andrés Godoy (“Ahí viene el sol”); y “Canciones del fin del mundo”, del periodista Manuel Maira. Además la Casa Museo La Sebastiana fue el punto de encuentro para un Conversatorio de música y poesía que contó con la participación del poeta nacional Camilo Brodsky; Francisco Sazo, vocalista de Congreso y Tito Escárate, músico e investigador de música popular.

Uno de los momentos más emotivos del evento se produjo el miércoles 6, cuando 13 artistas y bandas de Valparaíso interpretaron en el Teatro Municipal los éxitos del bolerista porteño Jorge Farías. Con un público que iba desde el palco a la galería, el recinto revivió los clásicos de la bohemia porteña en la voz de músicos como Ocho Bolas, Poder Guadaña y Luis Alberto Martínez, bolerista y amigo de Farías, quien tuvo la misión de interpretar “La Joya del Pacífico”, tema que grabó por primera vez el cantante homenajeado.

Volver arriba