Exitosos talleres de Fomento Lector se realizan con pacientes de Hospital de Curanilahue

En la Región del Biobío, la iniciativa se imparte en los hospitales Las Higueras de Talcahuano, Hospital Herminda Martin de Chillán y el Hospital Dr. Rafael Avaria Valenzuela de Curanilahue.

Con gran éxito durante el mes de noviembre se realizan los Talleres de Fomento Lector para niños y niñas, en Atención Primaria de Salud y en el Servicio de Pediatría del Hospital Provincial Dr. Rafael Avaria Valenzuela de Curanilahue,  uno de los tres centros de salud de la Región de Bío Bío que se verán beneficiados con estos talleres, que están vinculados a la Biblioteca Móvil que fue donada por el Consejo de la Cultura durante el mes de septiembre.

La actividad está a cargo de Patricia Ortiz, Educadora de Párvulos, y Claudia Presta, narradora argentina, quienes entusiasman y entretienen a niños entre 4 y 10 años, que esperan por atención en las dependencias del hospital, con juegos y lecturas entretenidas.

El objetivo de estos talleres es fomentar el interés por los libros en los menores, aprovechando instancias en nuestro establecimiento, como es la espera por atención, incluso en algunos casos en que los niños son sólo acompañantes de los adultos. La propuesta se enmarca en el Programa “Lee Chile Lee” que promueve el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, el cual busca llegar, con lecturas,  a las personas a través de distintas instituciones públicas.

“Hemos tenido una muy buena recepción con las intervenciones que hemos realizado en los tres hospitales beneficiados. Es importante considerar a la lectura no sólo como una herramienta de educación, sino también de creatividad y de comprensión del mundo que nos rodea. Por ello, hemos puesto un fuerte énfasis en los niños y niñas de nuestra región”, argumentó el Director Regional del Consejo de la Cultura y las Artes, Juan Eduardo King Caldichoury.

La iniciativa de fomento lector consta también de la realización de estos talleres de Fomento Lector, en el cual las dos profesionales buscan motivar a los menores a utilizar estos libros y acercarlos a la lectura, a través de actividades lúdicas como títeres, teatralización de las lecturas, entre otras.

Volver arriba